VICTORIA ESPERANZA SALAZAR

La evidencia del crimen de Victoria Salazar deja cada vez peor parada a la policía

Todo apunta a cuatro oficiales.
martes, 30 de marzo de 2021 · 10:41

Desde que se conoció el deceso de Victoria Esperanza Salazar, mujer oriunda de El Salvador de 36 años, todo México se pregunta qué fue lo que pasó y por qué, todas las flechas apuntan contra el mismo lugar: la policía. La víctima terminó con la columna destrozada y sin vida en Quintana Roo, Tulum, el hecho quedó grabado.

Con el comienzo del juicio contra los policías que asesinaron a George Floyd, los habitantes de la región no pudieron evitar comparar ambos casos, de todas maneras no se trata de un invento mediático, sino que las similitudes son espeluznantes. En ambas ocasiones un oficial de la ley apoyaba su rodilla sobre el cuello de la víctima.

Momento de detención de Victoria Esperanza Salazar que terminaría con su asesinato.

El asesinato, ocurrido el sábado 27 de marzo, de Salazar fue catalogado como femicidio por la Fiscalía General de Quintana Roo al igual que por Andrés Manuel López Obrador. A pesar de que no usó esas palabras, sí remarcó: “Fue brutalmente asesinada y no habrá impunidad por parte de los oficiales”.

La víctima oriunda de El Salvador fue detenida por cuatro policías, mientras que, a diferencia de George Floyd, dos de ellos arremetieron contra ella mientras estaba esposada boca abajo en el piso. Uno de los oficiales de seguridad tenía todo su peso sobre la espalda de la fallecida y el otro en su cuello, lo que terminó con su columna vertebral partida a la mitad.

Victoria Esperanza Salazar, mujer de 36 años asesinada por la policía de Quintana Roo.

La nueva evidencia se trata del video en el que se ve la detención y arremetida contra la mujer asesinada por los efectivos policiales, la que ya no implica a dos oficiales sino a cuatro: “Han recabado entrevistas a cuatro servidores públicos, tres masculinos y una femenina”, lo que duplica la cantidad de culpables del asesinato.

El deceso de Victoria Esperanza Salazar a manos de la policía no hizo más que empeorar la situación social en Quintana Roo, que ya estaba inestable desde el femicidio de Bianca Alexis, una joven de 20 años. En una manifestación por su asesinato la policía arremetió contra los protestantes que pedían justicia.

Otras Noticias