MARU CAMPOS

Sigue firme a pesar de los cargos: la polémica de Maru Campos no daña sus chances de ser gobernadora

El Partido de Unión Nacional quiere seguir al mando de Chihuahua.
martes, 20 de abril de 2021 · 10:49

Maru Campos intentó evadir la justicia de Chihuahua por cuarta ocasión, con el fin de convertirse finalmente en la candidata del oficialismo y reemplazar a su compañero del PAN, Javier Corral Jurado. De todas maneras, aún le queda mucho por superar si no quiere ver las elecciones tras las rejas.

Maru Campos podría no completar su campaña para gobernadora.

Si la funcionaria llegase a ser gobernadora, podría hacer uso de sus privilegios políticos y dormir la investigación por, al menos, cuatro años. Sin embargo, los jueces a cargo de su causa decidieron tomar nota de sus verdaderas intenciones y rechazar de forma directa el pedido de sus abogados.

Campos está acusada de haber malversado fondos como cómplice de César Duarte, otro miembro del PAN que se encuentra en custodia estadounidense, a punto de ser extraditado a tierras mexicanas. Una de las acusaciones directas contra la política fue haber recibido casi nueve millones de pesos mexicanos a cambio de favores y silencios.

María Campos Galván es la favorita para tomar el puesto de gobernadora de Chihuahua, si no termina presa antes.

La gobernatura de Chihuahua sería la única chance con la que podrá contar la exdiputada de 45 años, ya que escapar al igual que su compañero Duarte no es una opción. Hace menos de un mes que su pasaporte fue retirado y se le prohibió manejar altas sumas de dinero. Aun así, el futuro ya se ve negro, pues no logró desviar la audiencia por cuarta vez.

Haciendo caso omiso a todo, la política del Partido de Unión Nacional aseguró: “Este es un proyecto que trasciende colores e ideologías”, haciendo énfasis en su campaña. Y agregó: “Buscamos construir un mejor futuro para nuestro pasado”, haciendo uso completo de su repertorio de frases políticas trilladas.

Las acusaciones contra Maru Campos alcanzaron a poner en peligro su carrera política. 

María Eugenia Campos Galván está acusada de cohecho y uso indebido de sus atribuciones políticas, por lo que su participación, según sus opositores, sería inconstitucional. A pesar de sospechar más 8 millones de pesos en sobornos, los acusantes pusieron especial énfasis en un intercambio de un millón recibido por parte de empresas que querían el contrato único de obras públicas en Chihuahua.

Otras Noticias