Hongo negro

Hongo negro: el posible primer caso es analizado en el Estado de México

El presunto portador había superado el coronavirus.
viernes, 4 de junio de 2021 · 11:00

Gregorio de 34 años y originario del Valle de Chalco, Estado de México, podría ser la primera persona de México infectada de mucormicosis, más conocida como hongo negro.

El hombre, que había superado el coronavirus, presentó los síntomas de la infección de hongo negro y luego de ser evaluado el pasado 28 de mayo, se decidió trasladarlo del Hospital General de zona número 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al Centro Médico Nacional la Raza en la Ciudad de México para continuar con la atención de su complejidad.

Fuente: (El Universal)

Aunque su estado es reservado, hay especulaciones de que el joven está intervenido de forma tal que no puede hablar y estaría en peligro de perder un ojo y nariz, porque la mucormicosis se aloja cerca de su cerebro y la enfermedad se detona de manera tal que puede llegar a necrosar el tejido y afectar a aquellos infectados que tengan las defensas muy bajas.

Lo que se conoce de la infección, tras el primer posible caso

Las autoridades fueron certeras, el IMSS señaló las irregularidades encontradas en los signos y síntomas del paciente y no perdieron ni un segundo. En un principio, Gregorio presentó parálisis facial y hemorragia nasal, por lo que se intervino de manera inmediata, señalaron.

Luego de la atención de los especialistas se observó que la enfermedad había comenzado a extenderse por su rostro en forma de hematoma, por lo que se decidió el traslado del paciente para continuar con su tratamiento.

El primer caso de hongo negro podría estar en México.

En consecuencia, la infección fúngica inhabitual suele presentarse como un padecimiento micótico, donde los hongos afectan los senos paranasales, el cerebro, los pulmones y otras partes del cuerpo, como el tracto gastrointestinal, la piel y los riñones, aunque puede albergarse en distintas partes del cuerpo.

Asimismo, el hongo negro suele afectar a personas que estén en un estado debilitado con padecimiento de comorbilidades, como trastornos de insuficiencia renal, diabetes, problemas cardíacos o cáncer o la vulnerabilidad del organismo, tras el paso del coronavirus.

Otras Noticias