FERDINANDO VALENCIA

El dolor más grande: Ferdinando Valencia se sinceró sobre el peor momento de su vida

El actor abrió su corazón.
domingo, 11 de abril de 2021 · 20:12

Hace casi dos años, Ferdinando Valencia pasó uno de los peores momentos de su vida cuando falleció su pequeño hijo Dante, tan solo unos meses después de su nacimiento.  Ahora, la estrella abrió su corazón como nunca antes y reveló lo difícil que ha sido para toda su familia superar una experiencia tan desgarradora.  

Ferdinando junto a su esposa y dos mellizos.

Lo extraño muchísimo, y cuando me llega el dolor, dejo que me afecte, que me toque, y esto me ayuda a sanarme. 

Hay que recordar que el bebé falleció debido a las muchas complicaciones que le trajo una bacteria que lo atacó cuando estaba en el hospital, algo que terminó agravándose debido a negligencia médica. Ferdinando ha confesado que siente que su hijo todavía está presente espiritualmente en su vida, pero especialmente en la de su hermano Tadeo, ya que el actor piensa que los dos bebés han jugado juntos. 

La estrella se sinceró como nunca.

Recientemente, el intérprete de “La mexicana y el güero” reveló: “Creo en la ciencia y en que tiene que haber un espacio para Dios; sin embargo, hay cosas inexplicables. Una noche, Tadeo se levantó en la madrugada, lo escuchamos correr en la habitación, risa y risa; empecé a grabarlo porque él veía algo y corría, y cuando vi el video, observé pequeñas partículas que iban al mismo lugar a donde él corría. A la mañana siguiente conversé con un amigo que es vidente y me dijo: “Anoche fue tu niño a visitarte”. 

De pronto no puedes creerlo, soy un hombre de ciencia, pero a veces por raro que parezca, me gusta pensar que fue así porque está viviendo en nosotros. 

Ferdinando también tiene una hija mayor, Sofía Martínez.

Por otro lado, Ferdinando Valencia ha admitido en varias entrevistas que le encantaría volver a ser padre, pero que también es algo que lo asusta por obvias razones. Más sincero que nunca, la celebridad explicó: “Dentro de mí hay una fuerza que me dice: “Quiero más, soy muy niñero”. Pero también tengo mucho miedo de volver a ser papá. Pero quizás un día de estos les demos la sorpresa”. 

Otras Noticias