Alejandra Guzmán

“No somos unos santos”: Alejandra Guzmán y las revelaciones de Salvador Zerboni que la arruinarían

La cantante sigue en el ojo del huracán.
miércoles, 14 de abril de 2021 · 21:01

En el escándalo que se generó en el interior del clan Guzmán hay mucha tela para cortar, ya que conforme pasan los días, los famosos y allegados al núcleo de Alejandra Guzmán se siguen sumando a dar su testimonio sobre la relación con su hija, Frida Sofía, y el presunto abuso que sufrió a manos de su abuelo, Enrique Guzmán. En esta ocasión, le tocó a Salvador Zerboni romper el silencio.

En una entrevista con el programa “Suelta la sopa”, el actor reveló los detalles más recónditos que guardaba sobre la unión que tenía Alejandra con Frida, cuando vivieron un acalorado romance tras la separación de la cantante del padre de la “influencer”, Pablo Moctezuma. Para la suerte de la estrella, Zerboni habría aportado una versión bastante cercana a la realidad.

Fuente: (Xclusivas TV)

Como forma de situarnos en contexto, el galán mexicano reveló que, en el tiempo que había convivido con ellas, Frida era solo una pequeña que tendría alrededor de 6 años y que había percibido a una Reina de corazones bastante preocupada por el bienestar de la primogénita. De acuerdo al actor, no había nada de malo en la relación que madre e hija tenían por aquel entonces.

Sin embargo, Salvador admitió que “No eran unos santos”, pero que las veces que la intérprete de “Hacer el amor con otro” organizaba reuniones, se encargaba de dormir a la joven, para acostarla en otro lugar de la casa, para poder aislarla de los ruidos y lo que aconteciese en las fiestas que solía dar. Además, el actor no dio crédito a las acusaciones de Frida por sobre Enrique Guzmán, ya que los señalamientos eran graves, pero no se podían relacionar con el temperamento del artista.

Salvador reveló cómo era la relación de Alejandra y Frida.

Por su parte, la compositora se ha mantenido resguardada desde que lanzó un vídeo desde su cuenta de Instagram a modo de comunicado, en el que le ofrecía ayuda psicológica a su hija, pero que no le creía, ya que conocía a su padre y ponía las manos al fuego por defender su inocencia ante la denuncia que había realizado en la entrevista con Gustavo Aldolfo Infante.

“Es un gran ejemplo para mí y es un gran hombre”, confesó Alejandra Guzmán al reconocer que era un tema familiar y delicado, sin imaginarse el impacto negativo que tuvo su descargo, debido a que varios de sus fanáticos no podían creer como no se había puesto del lado de Frida Sofía. Mientras que algunos se centraron en insultarla, el otro bando le pidió que abra los ojos y acompañe a la joven.

Otras Noticias