Reina Isabel

La curiosa pasión que compartieron la reina Isabel y Felipe de Edimburgo

Los paseos de la monarca no volverán a ser lo mismo.
viernes, 30 de abril de 2021 · 14:32

La lamentable partida de Felipe de Edimburgo aún tiene muy consternada a la reina Isabel, quien tendrá que recurrir a los recuerdos y a las cosas en común para poder sentir más cerca a su gran amor. 

Hay una pasión que, al igual que muchos miembros de la familia real, Felipe e Isabel siempre tuvieron presente en sus vidas, pues los dos le solían dedicar mucho tiempo a sus caballos, aunque cada uno lo hacía de una manera diferente. 

Felipe disfrutaba de sus carruajes.

Balmoral Nevis y Notlan Storm son los dos caballos a los que el consorte de la Reina les dedicó sus últimos años de vida, pues era muy común que los utilizara para dar divertidos paseos por Windsor y otras propiedades de la Corona británica. 

“Estoy envejeciendo, mis reacciones son cada vez más lentas y mi memoria no es confiable”, escribió el esposo de la mujer más importante del Reino Unido en su libro “30 Years On and Off the Box Seat”, cuyas páginas están dedicadas a su pasión más grande. 

Actualmente solo puede montar en pony.

En el caso de Isabel, ella comenzó a demostrar su interés por estos animales desde muy pequeña y, más allá de disfrutar de las carreras y los ejemplares de exhibición, la monarca es una persona muy empática que logró establecer una bonita conexión con estos animales. 

La reina Isabel heredó esta pasión de su padre, Jorge VI, quien le llegó a regalar varios ejemplares. Actualmente, se tiene que conformar con apreciarlos, pues a su edad esta actividad resulta muy riesgosa, sin embargo, de vez en cuando suele montar ponys.

Otras Noticias