María Félix

Los hombres y la mujer que le robaron el corazón: los amores más polémicos de María Félix

La diva que vivió con gran libertad.
jueves, 8 de abril de 2021 · 14:22

María Félix fue una de las grandes actrices que tuvo el cine mexicano, quien nació en 1914 y falleció en 2002. Fue apodada La Doña y considerada La diva del cine de oro por su participación en más de 30 películas en México y otro tanto en el extranjero. Pero, más allá de su talento, su influencia y su carrera, los hombres fueron un punto fuerte en la vida de la actriz. Tuvo múltiples relaciones y muchas de ellas marcadas por la desgracia.

En 1931, se casó con Enrique Álvarez Alatorre y con él se convirtió en madre en 1934. El matrimonio terminó en 1938 y Álvarez Alatorre decidió llevarse a su hijo a Guadalajara, prohibiéndole tener contacto con él. Esto marcaría la vida de María, quien durante mucho tiempo hizo de todo para recuperarlo, hasta que años después lo logró.

Luego, llegó a su vida el cantante Agustín Lara de quien ella era una gran admiradora desde pequeña. El 24 de diciembre de 1945, se casaron en Acapulco, matrimonio que duró solo dos años por razones de maltrato Lara hacia Félix. De todos modos, esta relación quedó marcada a fuego, no solo por la cantidad de canciones que Lara escribió inspiradas en ella, sino porque la ayudó a recuperar a su hijo.

La reconocida actriz tuvo también romances fugaces con Jorge Pasquel, el torero Luis Miguel Dominguín y el actor argentino Carlos Thompson, con quien incluso llegó a comprometerse. Pero, nuevamente, esta relación fracasó al darse cuenta que allí no había más que una atracción física, algo que la prolífica actriz mexicana advirtió antes de contraer matrimonio.

Su relación con Jorge Negrete dio que hablar.

María Félix era una mujer de mundo y no conocía de límites a la hora de amar. Así fue que se enamoró de la francesa Suzanne Baulé, con quien vivió un romance y llegaron a instalarse en un hotel para vivir juntas. Poco tiempo después, María Félix se casó nuevamente el 18 de octubre de 1952, esta vez con el actor Jorge Negrete, con quien ya había compartido elenco en algunos filmes como El peñón de las ánimas.

Una mujer sin límites para el amor.

Al reencontrarse, los viejos amigos y colegas se enamoraron perdidamente, pero las cosas terminaron de manera fatal, con el fallecimiento de Negrete un año después. A raíz de este hecho, María volvió a los brazos de Suzanne, aunque la relación terminó en muy malos términos, incluso con violencia.

Alex Berger fue uno de sus vínculos más duraderos.

Para el año 56, llegaría el cuarto matrimonio de María Félix, con Alexander Berger. Este vínculo duraría 18 años, el más extenso de su vida hasta ese momento y también terminó con la muerte de Berger. El final de sus días lo viviría con Antoine Tzapoff, un pintor 31 años menor que ella y la relación duró 19 años.

Otras Noticias