CAMILLA PARKER BOWLES

De villana a Duquesa: así fue el turbulento camino de Camilla Parker Bowles hasta la Corona

La esposa de Carlos fue la pieza clave de un juego macabro.
viernes, 11 de junio de 2021 · 11:20

Corría el verano de 1981 cuando más de 750 millones de personas siguieron por televisión el evento que se denominó “la boda del siglo”. Una ceremonia que unía las vidas del príncipe de Gales y Diana Spencer, pero lejos estaba el cuento de hadas que todos imaginaron. Pues entre los presentes se encontraba Camilla Parker Bowles, el único y verdadero amor del heredero británico.

Pero repasemos cuáles fueron los verdaderos motivos que alejaron a estos enamorados durante más de dos décadas. En primer lugar, Camilla no reunía los requisitos de la familia real para convertirse en la próxima reina Consorte. Había sido novia y después se casó con Andrew Parker Bowles, de quien se divorciaría en 1995 tras 22 años de matrimonio.

Tras décadas de amor, la hija de Bruce Shand llegó a ser esposa de Carlos.

La realidad es que Carlos y la actual duquesa de Cornualles corrieron la misma suerte que la princesa Margarita, obligada a separarse de Peter Townsend, por estar casado. Para los Windsor, la idea del divorcio era impensada. Por este motivo, Diana 14 años menor que el príncipe de Gales superó las expectativas incluso aportaba un plus a las exigencias de la Corona.

Sin embargo, la hija de Bruce Shand no se rindió ante las imposiciones reales. Desde aquel partido de polo de 1970, hasta años después cuando nacieron los príncipes William y Harry, la aristócrata se conformó con la clandestinidad y un amor escrito en el calendario.

La duquesa de Edimburgo no será reina Consorte.

Contra viento y marea

En la época donde Camilla estuvo casada con Parker Bowles, ambos mantuvieron un matrimonio abierto. Hasta 1995 cuando Carlos decidió confesar su romance secreto. Se dice que la familia jamás aceptó el acercamiento de los enamorados. De hecho, uno de los motivos que impediría a la reina Isabel abdicar al trono es el castigo que impuso a su hijo por haber elegido a una mujer divorciada.

Camilla y Carlos actualmente trabajan juntos por la Corona.

Aun así, en 2005 la aristocrata ingresó a Buckingham, no sin antes recibir otra humillación. Justo antes del compromiso el palacio anunció que sería titulada duquesa de Cornualles en lugar de princesa de Gales, como gesto dedicado a la memoria de la anterior esposa del príncipe. Además, se convirtió en duquesa de Rothesay, condesa de Chester y actualmente en duquesa de Edimburgo por el fallecimiento de Felipe. Vale mencionar que una vez en el trono será llamada solamente princesa Consorte. 

Otras Noticias