ISABEL II

La compañía de su vida: estos fueron los gestos más románticos de Felipe de Edimburgo hacia Isabel II

El matrimonio duró casi 74 años.
martes, 22 de junio de 2021 · 16:16

A lo largo de su vida juntos, Isabel II y Felipe de Edimburgo han pasado por un sinfín de situaciones que pusieron en peligro su matrimonio, sin embargo, también han vivido románticos momentos juntos que sin dudas quedarán en la historia. En los 74 años que estuvieron juntos, hubo especiales gestos del duque hacia la reina que no serán tan fáciles de olvidar. 

Se casaron el 20 de noviembre de 1947.

A pesar del fallecimiento de Felipe el último mes de abril, el matrimonio ha tenido la fortuna de vivir más de siete décadas juntos. De hecho, se puede pensar que uno de los gestos más románticos de parte del duque tuvo que ver con el anillo de compromiso para Isabel, ya que los diamantes que todavía continúan en la mano de la reina, procedían de la tiara de la boda de la madre del príncipe, la princesa Alicia de Battenberg, por lo que tenía un importante valor sentimental tanto para él como para ella. 

Después llegó una promesa que, aunque no parezca mucho para tantos, para la soberana de Reino Unido fue clave: Felipe tendría que dejar de fumar antes de dar el “sí, quiero”. Este gesto de amor fue realmente todo para Isabel, principalmente porque acababa de ver a su padre, el rey Jorge VI, fallecer a causa de cáncer de pulmón. De un día para el otro, el duque cumplió con su promesa y abandonó el pequeño vicio, uno que no retomaría en el resto de su vida. 

El matrimonio tuvo cuatro hijos juntos.

Cómo surgió su amor 

La reina y el príncipe Felipe se conocieron cuando ella tan solo tenía 8 años y él, 13. Ocurrió en la boda de los duques de Kent, Jorge y Marín, donde por primera vez cruzaron miradas, sin embargo, recién cinco años después volverían a encontrarse: “La princesa Isabel a los 13 seguía vistiendo calcetas cortas de color blanco y el abrigo que combinaba con el de su hermana Margarita. Felipe tenía 18. Él ya tenía novias”. 

Isabel junto a Felipe.

Cuando Felipe finalmente notó a Isabel II, comenzaron las cartas de amor a la distancia, ya que hay que recordar que él se encontraba de servicio en la Marina británica durante los años de la segunda guerra mundial. A pesar de la distancia, la reina lo esperó hasta su retorno y, ocho años después de su primer encuentro, se confirmó el compromiso entre los dos, algo que ella había esperado desde la primera vez que lo vio.  

Otras Noticias