BLACK SUMMER

“Black Summer”: la brutal serie de zombis en Netflix que le quita popularidad a “The Walking Dead”

Al fin, un refrescamiento al género.
miércoles, 30 de junio de 2021 · 12:55

Han pasado 6 semanas del inicio de un apocalipsis zombi. En medio del alboroto, una madre es separada de su hija y, sin dudarlo, emprende un viaje letal para rescatarla. Así comienza “Black Summer”, la nueva serie de muertos vivientes en Netflix que refrescó el género del horror.

La primera temporada consta de 8 episodios de no más de 40 minutos. La serie está narrada en un formato de incisos que cuenta el viaje de cada personaje. En cada minicapítulo nos centramos en el pasado y la psicología de cada superviviente hasta que la trama los hace coincidir a todos en una misma línea de tiempo. Esta forma de contar es, en primer lugar, una de sus más valiosas diferencias frente a éxitos como “The Walking Dead” o “Kingdom”.

Fuente: (Netflix)

El proyecto de streaming fue creado por los mismos genios detrás de “Z Nation”. De hecho, muchos fanáticos han divulgado la idea de que ambas producciones comparten el mismo universo narrativo. Sin embargo, Jaime King, la protagonista, desmintió los rumores y afirmó que cada programa tiene una conciencia y dirección propia.

La rotunda aceptación del show, permitió el desarrollo de una segunda temporada que se estrenó el 17 de junio. Y la crítica volvió a aplaudir la inteligencia de producción de “Black Summer”. Lo divertido de la historia es que cada capítulo es una experiencia sobrenatural de supervivencia, no solo contra los zombis, sino también en contra de la anarquía del hombre.

Fuente: (Netflix)

Acción, terror, suspenso y escenas de persecuciones asfixiantes. La serie de Netflix lo tiene todo y administra cada elemento apropiadamente. Cada capítulo es como un pequeño microinfarto. Los directores no se esfuerzan en vaciar toda la emoción en unos segundos, más bien la calibran en breves, pero efectivas dosis. La tensión y el miedo es una constante silenciosa en cada segundo.

En “Black Summer” no hay reglas. No hay amigos. No hay confianza. A diferencia de la primera temporada, la segunda se desarrolló en una de las peores nevadas de la historia de ficción. Los personajes deben correr de muertos vivientes, de personas criminales y, además, de un clima hostil. Un viaje de sobrevivencia donde nadie tiene un rumbo definido.

Una ovación frenética

Los aficionados al género comparan la serie televisiva con “The Walking Dead” (TWD), incluso algunos se atreven a decir que cuenta con mejor desarrollo y estrategia de personajes. Al parecer, pocos están interesados en los extensos discursos en TWD que le quitan protagonismo al terror principal.

Cartel oficial de la segunda temporada.

En TWD los monstruos ya no son tan amenazadores y, casi, podrían considerarse un acto secundario de la trama que se envuelve en conceptos políticos y hasta filosóficos. Por su parte, “Black Summer” prioriza el simple, pero desconcertante miedo por los zombis. Los planos secuencia son exquisitamente mortales y la música es la guinda del pastel. Sin duda, una experiencia obligatoria.

Otras Noticias