FAMILIA REAL BRITÁNICA

Habría pruebas: así reaccionó la familia real británica, tras las nuevas acusaciones de racismo

El Palacio de Buckingham enfrentaría una nueva crisis.
viernes, 4 de junio de 2021 · 01:00

La familia real británica ha tenido un difícil 2021. En marzo, la polémica entrevista que dio el príncipe Harry y Meghan Markle al programa de Oprah Winfrey fue un duro golpe para la Corona. Sobre todo, por las acusaciones de racismo en contra de la realeza. Luego, en abril, el deceso de Felipe de Edimburgo, a los 99 años, marcó otro complicado momento para la reina Isabel II y sus descendientes.

Ahora, en junio, el fantasma del racismo y de la discriminación al interior de Palacio de Buckingham vuelve a poner en el ojo de la tormenta a la familia real. El diario británico The Guardian publicó una investigación en la que afirma que los inmigrantes de color y los extranjeros estaban vetados para cumplir puestos administrativos en la Corona.

Harry y Meghan fueron los primeros en poner en el tapete el tema del racismo en la Corona.

Según el informe, el director financiero de la reina, lord Tryon, les dijo a los funcionarios del palacio real en 1968 que no se tenía “la práctica de nombrar a inmigrantes de color o extranjeros” para puestos de oficina, pero sí se les permitía ser contratados como empleados domésticos. En 1990, el periodista y confidente de Diana de Gales, Andrew Morton, denunció una situación similar.

El clan familiar que lidera Isabel II, a través de sus voceros, ha contestado a esta noticia asegurando que en la actualidad la política de empleo que se sigue en palacio refleja la diversidad de la sociedad y que en los registros que existen al respecto desde los años 90 consta que se contrataron a personas de minorías étnicas.

Las afirmaciones basadas en el relato de conversaciones de hace más de 50 años no deberían ser usadas para inferir conclusiones sobre la manera de operar en la actualidad.

La familia real ha negado las acusaciones expuestas en The Guardian. 

El miedo de la realeza

Durante la entrevista con Oprah Winfrey, el príncipe Harry afirmó que la familia real británica está asustada de lo que puedan decir los medios. Cabe señalar que la razón de ser de la Corona se sustenta en el apoyo popular de su pueblo. Es por eso que estas acusaciones relacionadas con el racismo y la discriminación atentan contra la imagen y los intereses de los integrantes de la realeza, quienes, en pleno siglo XXI, han tenido que adaptarse a los cambios sociales, entre los que destacan el respeto y la aceptación de las minorías.

Otras Noticias