Meghan Markle

Otro escándalo: Meghan Markle llegaría a la corte por los descubrimientos en su propiedad

Pueblos originarios condenarían su postura.
jueves, 1 de julio de 2021 · 10:27

Los problemas parecen estar cada vez más a la vuelta de la esquina para Meghan Markle, que por estos días se mantiene en su residencia de Santa Bárbara mientras el príncipe Harry regresó a Gran Bretaña para el homenaje por el que hubiera sido el 60° aniversario de su madre, Lady Di. En este contexto, la aristócrata y exactriz se ha mantenido bajo un completo hermetismo al cuidado de sus dos hijos, Archie y la pequeña Lilibet Diana.

No obstante, en medio de las polémicas por su ausencia en la casa real y luego de haberse ganado el descontento de Carlos y William por su entrevista con Oprah Winfrey, la integrante de “Suits” reveló que se encuentra bajo otro escándalo, ya que su hogar en Los Ángeles no ha sido un completo lecho de rosas.

La pareja se enfrentaría con una tribu americana.

Tras meses de persecuciones por parte de la prensa, y las reapariciones de su padre Thomas Markle, la duquesa de Sussex ha sumado otro dolor de cabeza a su tranquilidad. Todo inició en los alrededores de su propiedad, donde fueron encontrados restos humanos con miles de años de antigüedad. Además de los avistamientos de animales salvajes que atacan a las mascotas de sus vecinos, lo que despertó el interés de una comunidad perteneciente a la tribu indígena americana: Los Chumash.

Según ha revelado el The Sun, los miembros del pueblo originario habrían presentado una queja formal en contra de la pareja real, ya que consideran que desde su llegada estarían utilizando agua que ellos consideran sagrada para regar el jardín y mantener a los animales hogareños. Pues resulta que toda la zona cuenta con acuíferos subterráneos y fuentes termales que los vecinos habrían “usurpado”.

Los Chumash reclamaron los derechos en la tierra de Santa Bárbara.

Un pleito que podría terminar en la justicia

Ante las exigencias de Los Chumash habló su líder, Eleanor Fishburn y ha explicado que el agua de esa zona es considerada pura y sagrada y solamente es utilizada para rituales y ceremonias. Por lo tanto, exigió una audiencia con Meghan y los demás ocupantes para encontrar una solución. Asimismo, les habría pedido que estudiarán un poco más de la historia de su pueblo para entender los motivos. "Como población nativa, la idea de que la gente está gastando el agua de los manantiales para regar no es una gracia", concluyó. 

Otras Noticias