Príncipe Carlos

Viejas heridas: por este motivo el príncipe Carlos abandonará a sus hijos en un día muy especial

William y Harry dejarán sus diferencias a un lado durante algunas horas.
jueves, 1 de julio de 2021 · 16:28

El príncipe Carlos se volvió a ubicar en el ojo del huracán a causa de su última decisión, la cual generó mucha controversia en la prensa especializada, pues muchos la asumieron como una actitud cobarde que solo servirá para recordarle al mundo entero todos los errores en los que incurrió durante la crianza de sus hijos. 

Hoy se realizará un esperado homenaje para Lady Di con el que celebrarán los 60 años que han pasado desde su nacimiento. Sin lugar a dudas, este será un evento muy especial para la corona británica, pues los príncipes William y Harry le pondrán un alto temporal a sus problemas para rendirle un bonito homenaje a su madre. 

Se cumplen 60 años desde el nacimiento de Diana Spencer.

Durante varios meses, los expertos más reconocidos estuvieron trabajando arduamente en una estatua que será develada por los hijos de Carlos y Diana, quienes dirigirán una ceremonia cargada de sentimiento a la que muy pocos afortunados tendrán el honor de asistir, pues se tuvieron que tomar en cuenta todas las restricciones sanitarias vigentes en plena pandemia mundial. 

Precisamente esta será la excusa que el hijo de Felipe de Edimburgo utilizará para huir de este evento en el que también se podría dar su esperado encuentro con Harry, quien ha decepcionado a los miembros más importantes de la familia real británica con sus últimas acciones en contra de la corona. 

William y Harry tendrán una breve tregua.

“Viejas heridas”

Sin embargo, una fuente muy cercana a Carlos le reveló al perióditco The Times que él decidió no acudir al homenaje de su primera esposa “para no reabrir viejas heridas”, pues la partida de Diana Spencer y todas las circunstancias que generaron su separación le causaron un fuerte dolor que aún no ha podido superar. 

De hecho, el príncipe Carlos no supo lidiar con sus emociones y le transmitió todas sus frustraciones a William y a Harry durante su crianza, a tal punto que su hijo menor fue el que se vio más afectado por sus actitudes secas e indolentes.

Otras Noticias