Álvaro Morata

Después de un mal rato: Álvaro Morata y Alice Campello estuvieron muy románticos en la playa

La pareja recibió fuertes críticas y amenazas.
jueves, 15 de julio de 2021 · 18:43

Los últimos días no fueron nada sencillos para el futbolista Álvaro Morata, quien, además de lidiar con la amarga eliminación de España de la Eurocopa, también tuvo que tolerar todo tipo de críticas, insultos y hasta amenazas por parte de algunos aficionados. 

Esta situación desgastó mentalmente a Álvaro, quien decidió tomarse algunos días de descanso para buscar contención emocional en Alice Campello, su esposa y el pilar más fuerte de su carrera profesional, pues ella y sus hijos lo han acompañado en sus victorias y en los momentos desagradables. 

Compartieron los detalles de su viaje.

Resulta que Morata intenta borrar los malos recuerdos de su penal errado en las paradisíaca playas de Cerdeña, donde algunos turistas y locales lo han visto en una actitud muy romántica con la influencer italiana, quien se ha encargado de documentar todos los detalles de estas vacaciones desde su cuenta de la red social Instagram. 

“Me etiquetaron en estas fotos y me gustaron mucho, lo que realmente importa es la familia”, escribió la esposa del delantero de la Juventus para acompañar una bonita fotografía familiar con la que pretende pasar la página de uno de los momentos más tristes de su vida, ya que llegó a vivir momentos muy tensos con los fanáticos españoles.

La familia es muy importante para Álvaro.

Amenazas desubicadas

Campello tomó por sorpresa a todos los medios de comunicación luego de hacer públicas algunas de las amenazas e insultos que ella y sus hijos recibieron a raíz de la actuación de Morata en el torneo de selecciones. El tema fue tan delicado que en algún momento llegó a temer por la tranquilidad de ella y de sus familiares. 

“Me gustaría que la gente se pusiera en la posición de ver lo que es recibir amenazas e insultos a su familia”, dijo Álvaro Morata, quien dejó muy claro que no tiene ningún problema con aceptar críticas, sin embargo, los aficionados tienen que entender que hay límites y que su familia es sagrada.

Otras Noticias