BRAIAN ROMERO

Pura superación: la vida de Braian Romero desde el milagro médico hasta su llegada a la cima

El delantero llegó a un gigante de América.
jueves, 15 de julio de 2021 · 12:27

Braian Romero fue tapa de todos los diarios, luego de presentarse como uno de los delanteros más letales de la última Copa Sudamericana ganada por Defensa y Justicia. El delantero llegó a promediar un gol por cada partido que jugó y fue instrumental tanto en la final como en el camino hasta llegar a ella. Luego, se fue expulsado en la Recopa contra Palmeiras, pero eso no le cortó el camino del gol. Ahora, hizo su debut en River Plate y se necesitaron solo 10 minutos para demostrar su potencial.

De todas maneras, la historia de Romero es una de las más tristes en la historia del fútbol, ahora se puede disfrutar el jugador cuando se quita su camiseta para festejar y deja leer la característica prenda con la inscripción: “La gloria a Dios”. Pero su fanatismo por el dogma cristiano fue una de las mayores causas por las que puede dedicarse al fútbol, pues en el 2012, le aseguraron que nunca más jugaría al fútbol.

Braian Romero en la final de la Copa Sudamericana contra Lanús.

“Estuve 15 días sin poder moverme, tenía un dolor muy fuerte, no podía ni girar el cuello”, el número 19 del plantel dirigido por Marcelo Gallardo compartió que le diagnosticaron una artritis reumatoidea, lo que llevó a que no pueda caminar por más de dos meses y que todo profesional de la salud que lo vea le asegure que debía olvidarse de ser futbolista.

Para el goleador de la última Copa Sudamericana todo empezó a cambiar cuando empezó a ir a la iglesia: “Me llenaron los milagros de la Biblia, pensé que si ocurrió esto, me podía ocurrir a mí”. Y para su sorpresa, comenzó a mejorar: “Hasta los estudios decían que mejoré, entonces dejé de tomar las pastillas, sin consultarlo con nadie”.

Solo necesitó 10 minutos para brillar

Luego de una buena temporada en Argentinos Juniors, el delantero pasó por Independiente y Atlético Paranaense sin poder asentarse de la mejor manera. Al parecer lo que fallaba era el puesto de extremo que estaba ocupando. Cuando llegó a Defensa y Justicia, Hernán Crespo lo probó de centrodelantero y la apuesta pagó: 13 goles en la misma cantidad de partidos y un título internacional.

Braian Romero disputando sus primeros minutos en River.

En su primer partido con River en la Copa Libertadores, Braian Romero solo tardó 10 minutos en recibir un balón largo, aguantar y quedar frente a frente con el arquero solo para tocarla suavemente a un costado para que su compañero, Matías Suárez, solo tenga que empujarla. Si bien tuvo la chance de convertir, él sabe mejor que nadie que las cosas buenas llegan con el tiempo.  

Otras Noticias