OSCAR PISTORIUS

De medallista a criminal: la macabra historia de Oscar Pistorius tras arrebatarle la vida a su novia

Un hecho que conmocionó el mundo.
viernes, 23 de julio de 2021 · 11:20

La historia de Oscar Pistorius es, por mucho, uno de los acontecimientos más macabros e insólitos que ha cubierto el deporte. El que parecía un héroe en ascenso se convirtió en un criminal silencioso que, en un arrebato de confusión, le quitó la vida a su novia.

14 de febrero de 2013. El medallista olímpico llegó de madrugada a su hogar. Escuchó un ruido extraño en el baño y, sin pensarlo dos veces, atacó violentamente a quien estaba detrás de la puerta. Él pensó que era un ladrón. Disparó 4 veces. Y luego golpeó la cabeza de la víctima con un palo de criquet. La agredida fue Reeva Steenkamp, novia del atleta y una reconocida modelo, quien falleció en el acto.

Oscar fue considerado el mejor corredor paralímpico de la historia.

La prensa internacional nombró el hecho como el San Valentín más sangriento en mucho tiempo. Apodaron al sudafricano como “Blade Gunner”. Los medios destazaron la credibilidad del corredor paralímpico más rápido de la historia. Cayó de la vitrina del olimpo deportivo y su delito se convirtió en un hito mediático sin precedentes.

Reeva, la novia del atleta.

Pistorius fue sometido a diversas evaluaciones psicológicas para determinar si era mentalmente responsable de la muerte de Reeva. Los resultados corroboraron un trastorno de ansiedad generalizada, pero con plena consciencia de sus actos. Tras numerosas apelaciones, rechazos, juicios y un par de sentencias irregulares, el deportista fue condenado a 15 años de prisión. Apenas en 2023 su caso será evaluado nuevamente para ver cómo avanza su pena.

Violencia silenciosa

Oscar estaba obsesionado con las armas. Siempre sentía la necesidad de esta alerta ante cualquier situación sospechosa. De hecho, en 2009, su mansión fue considerado el hogar más fortificado en Sudáfrica en referencia a todas las medidas de seguridad, bunker y cámaras infrarrojas.

El New York Times reseñó la extraña reacción del jugador cuando, en plena entrevista, sacó una pistola porque escuchó un ruido sospechoso. Se lanzó al piso y reptó hasta la supuesta amenaza. Todos quedaron en shock. En otra conversación, confesó que cuando no podía dormir visitaba un centro de tiro para relajarse.

Fuente: (Euronews)

Por otro lado, el corredor paralímpico fue acusado hace 10 años de un asalto contra una de sus novias. Pasó una noche en prisión y desestimó las acusaciones. Sus vecinos también lo denunciaron varias veces por su mala conducta pública. Sin dudas, tenía un repertorio de mal carácter que, tristemente, no fue tratado a tiempo.

Antes de cumplir su condena, Oscar Pistorius dio una entrevista. Pidió perdón y reconoció que no sabe cómo pasó todo el crimen. “Si me dieran una oportunidad, quiero servir a los menos afortunados. Eso es lo que hubiera querido Reeva. Ella no quisiera que yo estuviera tras las rejas”, indicó. La prensa y los fanáticos lo tacharon de cínico irreconocible y con trastornos psicópatas.

Otras Noticias