Erika Buenfil

“Yo lo creía”: la insólita mentira de la familia de Érika Buenfil que la traumó por completo

La actriz abrió su corazón. 
martes, 6 de julio de 2021 · 16:11

En su exclusiva entrevista junto a Yordi Rosado, Érika Buenfil rompió el silencio sobre un montón de circunstancias en su vida que la marcaron por completo. Una de ellas, fue una insólita mentira que sus hermanos le decían cuando era pequeña, algo por lo que quedó traumatizada, pero también el motivo por el que se convirtió en la persona que es hoy en día. 

Fuente: (Yordi Rosado)

Jugaban a decirme que yo era adoptada y que mi mamá me había traído de Europa. Yo le decía a mi mamá que me dijera el nombre de mi verdadera mamá. 

Si bien hoy en día lo cuenta como una humorada, la estrella confesó que durante mucho tiempo fue algo que realmente la afectó en su día a día: “Yo realmente lo creía. Un día mi papá me dijo que mi verdadera mamá se llamaba Érika. Mucho tiempo después, una manager le sugirió a mi mamá que me cambiara el nombre, por lo que yo dije “Bueno me voy a poner el nombre de mi verdadera mamá”. Pero ahí ya sabíamos la broma, era como un chiste interno”. 

Érika junto a Yordi Rosado.

Además, la protagonista de “Amores verdaderos” recordó varias maldades que realizó en su infancia, razón por la que piensa que su familia la molestaba con el tema de la supuesta adopción: “Yo era muy necia. Una vez había un comercial en la televisión de un oso negro y salía una güera y bailaba al final “cha cha cha”. Entonces yo quise hacer “cha cha cha” y me tiré un pun, pero le doy en la cara a mi papá. Me persiguió por toda la casa diciéndome “grosera”.  

Rompió en llanto 

Más sincera que nunca, Buenfil habló por primera vez del padre de su hijo Nicolás, Ernesto Zedillo Jr. Sin poder evitar su emoción, la actriz recordó cómo comenzó su historia de amor y, finalmente, que él decidió alejarse y no criar a su hijo: “Él no reaccionó padre, se asustó un poco, sí me cree, pero no pensaba casarse… no nunca dudó, pero ¿qué vamos a hacer? Entonces yo decido tenerlo y él como que se aleja, no me dice nada… dijo me encantaría verte, a ver si mañana y ya no lo vuelvo a ver”. 

La estrella aseguró que su hijo es el mejor regalo de la vida.

Entre lágrimas, Érika Buenfil aseguró que, a pesar de todo, siempre le deseará bendiciones en su vida, ya que le ha entregado el regalo más importante de todos: su hijo Nicolás. Muy segura de sus palabras, aseguró que no tiene ningún tipo de resentimiento hacia él: “El regalo que Ernesto me hizo, nunca me molestó, se alejó, pero no me arruinó la vida, es el papá de mi hijo y me regaló al ser más maravilloso del mundo, yo siempre le voy a desear lo mejor, a pesar de cómo se haya portado en su momento, él sabrá sus razones”. 

Otras Noticias