Bielorrusia

Bielorrusia le retiró las credenciales a corresponsales extranjeros

Se agrava la crisis política y aumentan las protestas contra Lukashenko.
sábado, 29 de agosto de 2020 · 22:58

Desde el 10 de agosto Bielorrusia atraviesa uno de los períodos más agitados de su historia. Tras el cuestionado triunfo en las elecciones presidenciales del líder Aleksandr Lukashenko.

Minsk, la capital del antiguo país soviético, ha sido testigo de protestas por parte de la ciudadanía que califica de fraude electoral a los comicios del 9 de agosto. Además, han habido denuncias contra los cuerpos de seguridad.   

Aleksandr Lukashenko está enfrentando las protestas más masivas desde su ascenso al poder en 1994.

La Asociación de Periodistas de Bielorrusia denunció que el Ministerio del Exterior del país le retiró los permisos de prensa a 17 profesionales, muchos de ellos miembros  de las agencias de noticias internacionales BBC, AFP, Reuters, la germana ARD y la Associated Press.

Lukashenko, quien lleva 26 años presidiendo el país europeo, había amenazado a los medios de comunicación internacionales y les acusó de haber incitado a las protestas.

En las multitudinarias protestas los manifestantes esgrimen la antigüa bandera bielorrusa.

Las represalias no son aisladas, el jueves la policía tomó detenidos a 50 periodistas -extranjeros y bielorrusos- mientras cubrían una protesta de la oposición. Unas horas más tarde, fueron puestos en libertad.

Con la escalada de tensión, algunos vaticinan que los comunicadores podrían ser deportados como en el caso del galardonado fotoperiodista sueco Paul Hansen, a quien se le ordenó la salida del país este viernes.

Los manifestantes exigen que se realicen unos nuevos comicios con credibilidad mientras la opositora Svetlana Tijanóvskaya tuvo que huir a Lituania.

Se conoció que la Unión Europea decidió sancionar a una veintena de funcionarios bielorrusos como cómplices de intento de fraude electoral aunque los nombres no han sido revelados.

Mientras la crisis en la república eslava aumenta, Lukashenko tilda a los manifestantes como alborotadores y culpa a Occidente de querer desestabilizar al país.   

Otras Noticias