GRAN BRETAÑA

Gran Bretaña aprovecha la crisis de la familia real para sacarles más dinero

El senado quiere más trasparencia.
viernes, 12 de marzo de 2021 · 10:18

El gobierno de Gran Bretaña continúa, a pesar de ser más simbólico que otra cosa, respetando la figura de la reina Isabel, pero luego del conflicto con Meghan Markle podrían darle vuelta la situación.

La Nación dirigida por Boris Johnson está pasando uno de sus años más movidos en lo que se refiere a las crisis reales, tal vez de la misma magnitud que el divorcio del príncipe Carlos y Lady Di, solo que en esta ocasión intentarán sacar provecho de ello.

La reina Isabel está a punto de dejar la corona británica con la mayor parte de Gran Bretaña en su contra.

El senado de la región británica buscará modificar la ley de transparencia de ganancias de la familia real, tema que es igual de polémico, pero que es opacado entre tantos engaños, abusos, caída del cabello del príncipe William y embarazos de Kate Middleton.

Es sabido que la Corona no pagó ni una libra esterlina de impuestos hasta 1992, cuando se conoció de dónde llegaba la fortuna de la casa Windsor, más que nada por sus terrenos y lugares turísticos, de todas maneras sigue existiendo la financiación por parte del pueblo.

Boris Johnson y el príncipe Carlos, el mandatario británico podría ser esencial para la Corona en caso de que la petición de quitarles financiamiento prosiga.

Parte del presupuesto del Estado va a un financiamiento de los lujosos gustos, trajes y mantenimiento de la casa soberana con Isabel II a la cabeza. Al conocer la cantidad de lugares desde los que la familia real recibe dinero, los funcionarios políticos del Reino Unido quieren aprovechar la baja popularidad de la corona para cortar ese flujo de dinero.

El más afectado por esta iniciativa, y por toda esta situación, es el príncipe Carlos, quien recibirá las llaves del reino en su peor momento desde el fallecimiento de Diana Spencer en 1997.

Boris Johnson junto al príncipe Harry, el mandatario británico no tomó en serio la acusación de racismo que Meghan Markle hizo a la Corona.

Gran Bretaña está en una ola de cambio gracias a la televisión, primero The Crown terminó de dinamitar la reputación del Carlos de Gales y luego la exprotagonista de Suits, Meghan Markle, le tomó el pulso a toda la corona y los trató de racistas, lo que llevó al parlamento a, finalmente, discutir si quitar o no a la familia real de su presupuesto anual.

Otras Noticias