Turquía

Las mujeres de Turquía gritan por sus derechos, ante la ruptura de un tratado internacional

Los colectivos podrían contar con apoyo de las organizaciones.
domingo, 21 de marzo de 2021 · 14:16

Miles de mujeres alzaron la voz y se manifestaron el pasado sábado en contra de la decisión del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, por firmar la salida del tratado internacional, Convenio de Estambul, que combate la violencia contra las mujeres.

Fuente: (France 24)

Al grito de: “¡Anula tu decisión, aplica el tratado!”, las manifestantes se congregaron de manera pacífica en el distrito de Kadikoy, en Estambul, con los retratos de mujeres asesinadas y pancartas que exigían preservar los derechos.

Anunciar, en plena noche, la retirada de Turquía del Convenio de Estambul, cuando cada día se cometen violencias contra las mujeres, nos llena de amargura.

El abandono de Turquía del primer instrumento supranacional que fija normas obligatorias para evitar la violencia contra las mujeres en más de 30 países, fue promulgado en un decreto presidencial publicado la noche del viernes al sábado.

Fuente: (Sindicato Nacional de Trabajadores de Construcción)

Cabe destacar que el tratado condena como un delito a todas las formas de violencia contra la mujer: la física, psicológica y sexual, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el acoso, así como las intervenciones forzadas de interrupción del embarazo y la esterilización. ​

La medida fue tomada como manotazo de ahogado para conseguir más votos. La salida del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, es un intento del presidente del país turco ganarse a los votantes conservadores en un contexto de crecientes dificultades económicas.

Fuente: (euronews)

Pisotea la lucha que llevan a cabo las mujeres desde hace años.

Con esta retirada, Turquía cede los derechos de las personas ante la gran presión de los grupos conservadores, religiosos e islamistas, que consideran al Convenio como un golpe a las familias “tradicionales”, al defender la igualdad entre géneros y defender a las personas de la discriminación.

Otras Noticias