JAIR BOLSONARO

Jair Bolsonaro tuvo que reemplazar a seis ministros que le soltaron la mano

El presidente está cada vez más solo.
martes, 30 de marzo de 2021 · 12:10

Jair Bolsonaro está pasando sus peores momentos como presidente de Brasil. Hace un año era el principal líder mundial, junto a Donald Trump, que le bajaba el precio a la pandemia del coronavirus, ahora su nación es la segunda más afectada a nivel mundial con más de 20 mil casos positivos por día y muchos políticos están abandonando el barco.

El mandatario tuvo que reemplazar de la noche a la mañana seis puestos dentro de su gobierno, entre ellos el de su canciller, Sergio Araújo, que fue su mano derecha durante la mayor parte de su presidencia. El resto también eran funcionarios de confianza que tuvo que cambiar por una coalición de centristas y opositores.

Jair Bolsonaro está cada vez más alejado de quienes lo llevaron al poder en primer lugar.

Bolsonaro, gracias a estos cambios, perdió parte del apoyo que tuvo desde el minuto cero: el ejército. Siendo él un general retirado y siempre dedicó parte del presupuesto a los militares. El hecho de que uno de los jefes del ejército, Edson Pujol, siempre se proclamó en favor de la cuarentena, es algo que no le perdonó y decidió cambiarlo.

Se trata del segundo bastión fuerte en el que el líder comunal de Brasil pierde apoyo, pues hace un mes los líderes religiosos de la región pidieron que se lo someta a un juicio político por su accionar durante la pandemia. Los números de Brasil, con más de 300 mil decesos y 12 millones de contagiados desde marzo del 2020 fueron demasiado para ellos.

Jair Bolsonaro terminó en malos términos con la cúpula del ejército. 

Pero el mayor movimiento se vio en las fuerzas armadas, ya que remarcaron que el presidente de 66 años quería reemplazar a toda la cúpula por una que sea aún más afín a lo que él quiere, cosa que no pudo lograr y solo hizo que su relación empeore.

Asimismo, la liberación de Luiz Inácio Lula da Silva implicó una nueva amenaza para Jair Bolsonaro, ya que su reputación está en los números más bajos desde que empezó su presidencia y, además, se lo ve como uno de los culpables de que el expresidente haya estado tras las rejas en primer lugar, con la agravante, para Bolsonaro, de que Lula ya confirmó que se presentará a las elecciones del 2022.

Otras Noticias