JAIR BOLSONARO

Sigue esquivando la culpa: Jair Bolsonaro apuntó contra los gobernadores estatales

Brasil contabilizó cuatro mil fallecidos otra vez.
miércoles, 14 de abril de 2021 · 10:13

Jair Bolsonaro continúa trepando en el palo enjabonado que es su popularidad, con cada discurso escapa a la culpa y la postra en una de las alas gubernamentales que tienen autonomía. En este caso, volvió a remarcar que el accionar de los gobernadores no era el indicado, dictaminar un aislamiento social obligatorio, pues aseguró que atenta contra las libertades individuales.

Brasil, presidida por Bolsonaro, cuenta con más de 350 mil fallecidos, con más de 70 mil casos positivos por día y cuatro mil decesos por jornada. 

El presidente hizo especial énfasis en la falta de empleo, apuntó contra quienes avalaron la cuarentena, ya que significó el cierre de distintos comercios: “Yo no los cerré, yo tampoco obligué a nadie a quedarse en su casa”. Irónicamente, este discurso podría ser utilizado como prueba en la investigación en su contra, ya que aseguran que su accionar llevó al derrumbe del sistema sanitario brasilero y a los récords en cantidad de decesos los últimos días, promediando las cuatro mil víctimas por jornada.

Jair Bolsonaro se refirió al coronavirus como una “gripecita” desde el primer caso de coronavirus, a pesar de que lo siga negando.

Bolsonaro continuó su arremetida asegurando: “El dictador no soy yo”, apuntando de forma áspera contra los gobernadores, él remarca que no permitir la salida de las casas en plena pandemia es una movida autoritaria. El comentario tiene más sentido en el contexto histórico que pone al mandatario a favor del último proceso militar de facto en Brasil.

El jefe de Estado oriundo de San Pablo quedará a la merced de 31 senadores que investigarán qué arreglos económicos hizo con empresas privadas para no dictaminar el aislamiento social obligatorio. Además, podría ser demandado y enjuiciado por ser un peligro sanitario, debido a que le quitó importancia a la enfermedad desde el inicio de la pandemia.

La región presidida por Jair Bolsonaro fue la más afectada por el coronavirus el último mes.
​​​​​

La pérdida de popularidad del mandatario brasilero viene de la mano de una gran pérdida de poder, esto se vio reflejado en la suspensión de una serie de decretos que tenían la firma del presidente. Estos cuatro decretos avalaban el uso y portación de armas de fuego en las calles de Brasil.

Jair Bolsonaro mostró especial preocupación ante la liberación del único político que podría hacerle frente en las elecciones del próximo año: Lula da Silva. El descenso en popularidad del funcionario de ultraderecha tiene un efecto inversamente proporcional en el exmandatario, el cual ya dejó en claro que se presentará a elecciones.

Otras Noticias