Joe Biden

Sanciones y discursos: Joe Biden dedicó su semana a hacer promesas vacías en el ámbito internacional

Su venganza contra Rusia se volvió personal.
viernes, 16 de abril de 2021 · 12:03

Joe Biden aprovechó en parte las acciones de Donald Trump los últimos cuatro años para sentar las bases de su figura como salvador de Estados Unidos y del mundo. Sin embargo, hasta el momento no logró dar vuelta ninguna situación adversa, tanto en lo nacional como internacional.

A Joe Biden le llueven problemas y lo soluciona con discursos y sanciones inútiles. 

Desde que ganó las elecciones, el mandatario perdió la chance del segundo juicio político contra Trump, no logró encarcelar a los encargados de los disturbios en el capitolio y perdió terreno en la guerra comercial contra China. Además las sanciones que implementó en Irán, Myanmar y Rusia probaron igual de inútiles que los tweets de su predecesor.

Biden buscó arremeter contra Vladímir Putin por un tema que sólo puede ser considerado personal, pues las sanciones contra Rusia no llegaron de la mano de una inminente invasión de la ex Nación soviética a Ucrania, sino por sospechas de que el gobierno ruso tuvo una mano en las últimas elecciones presidenciales. Este los definió: “Maliciosos ciberataques que tendrán una respuesta contundente”.

Joe Biden está perdiendo terreno contra China y Rusia.

El portavoz de Putin aseguró: “Su discusión no favorecerá el encuentro entre los mandatarios”, ya que el presidente de Estados Unidos planeaba reunirse con su par soviético para ponerle fin al tema ucraniano. En vez de aminorar la caída, decidió imponer sanciones económicas por un tema completamente distinto.

Asimismo, dentro del mismo continente, Birmania pasa por una de sus dictaduras más sangrientas, casi desde la misma época en que asumió como jefe de Estado de EE.UU., y a pesar de implementar ásperas sanciones, la situación siguió igual. Incluso se podría decir que empeoró, pero los líderes del mundo continúan sin respuestas.

Joe Biden tropezándose al subir al avión presidencial, una metáfora para sus políticas internacionales si las hay.

Lo sorprendente de Joe Biden es que no tomó una mano dura contra Myanmar para evitar un conflicto más grande, sin embargo sí decidió mantener sanciones ilegales contra Irán impuestas por Donald Trump. Lo cual tampoco tiene mucho sentido remarcar, pues en ambos casos quedó claro que no tiene un poder real sobre lo que pasa en Medio Oriente, Europa, Asia o, incluso, Estados Unidos.

Otras Noticias