israel

Mientras todos sufren, Israel celebra: la región asiática está a punto de ponerle fin a la pandemia

La crisis social no hizo metástasis en lo sanitario.
lunes, 19 de abril de 2021 · 12:15

Desde el inicio de la pandemia Israel se convirtió en una de las regiones más polémicas en todo el mundo. A pesar de los contantes juicios políticos contra Benjamín Netanyahu, la Nación logró superar la primera ola de coronavirus de tal manera que podrían dejar en vergüenza al resto de los países del primer mundo.

Solo el 40% de los habitantes de Israel no recibieron la vacuna contra el coronavirus. 

Si bien varias islas como Nueva Zelanda lograron aminorar la pandemia, su condición geográfica las ayudo de gran manera. El caso de este territorio asiático particular es mucho más especial, sabiendo que se encuentra en medio de una de las regiones más inestables en lo que refiere a los enfrentamientos sociales y religiosos, así como el coronavirus.

La Nación gobernada por Netanyahu tiro los tapabocas a la basura gracias a las últimas consideraciones del ministerio de sanidad, desde ahora el uso de la máscara dejará de ser obligatorio en espacios públicos. Esto puede significar una mala noticia para el jefe de Estado, ya que no podrá arremeter contra los manifestantes en su contra por romper la cuarentena, ya que no hay tal.

Desde el inicio del plan vacunatorio, el índice de contagios en Israel bajó un 100%.

Desde hace casi un año que el pueblo judío está pidiendo la dimisión del primer ministro de la república israelita, entre distintos cargos de corrupción y sobornos aceptados, el mandatario estuvo entrando y saliendo del estrado durante varios meses. Uno de los antiguos motivos que utilizaron para arremeter en su contra fue un mal manejo de la pandemia, puede ser que sus quejas hayan servido para que la Nación extermine por completo el virus, pero nunca se sabrá.

Israel vacunó a más del 60% de su población y la curva de contagios bajó casi un 100% desde principio de año. Sin embargo, varios de los habitantes aseguraron que quieren seguir utilizando el tapabocas: “Salir de mi casa sin la máscara me hace sentir desnudo”, remarcó un joven israelí, luego agregó que respirar sin el aire filtrado por la mascarilla fue liberador.

Otras Noticias