TAIWAN

Tragedia en Taiwán: un tren se descarrilló y aún no se sabe el número total de víctimas

Uno de los pasajeros compartió el espeluznante relato.
viernes, 2 de abril de 2021 · 09:00

El mundo occidental despertó con la noticia que Taiwán vivió una de las tragedias viales más grandes de su historia, la que por el momento cuenta con menos de 50 decesos y 120 heridos, a pesar de que los números no son conclusos. La colisión llegó en uno de los momentos más críticos desde la política, pues la región es parte del conflicto entre China y Hong Kong, incluso se puede decir que comenzó en Taiwán.

A pesar de que todas las personas que estaban dentro del tren fueron evacuadas, más de 350, muchos de los heridos tenían una condición crítica al ser llevados al hospital más cercano de la región. Se cree que la zona de mayor impacto fue la trasera, también donde hubo más fallecidos y heridos.

La parte trasera del tren detenida luego del accidente.

El accidente en la isla asiática ocurrió al norte de Hualien, una de las zonas costeras con mayor cantidad de turistas y movimiento social. “Nuestro tren chocó con un camión”, remarcó uno de los pasajeros, luego contó que el transporte estaba terminando de entrar al túnel cuando el vehículo arremetió contra la retaguardia, haciendo que se descarrile y caiga para un costado.

A pesar de que los accidentes de esta índole no son comunes, la Nación taiwanesa parece tener uno de estos accidentes por década, ya que hay reportes de colisiones similares en 2018, 1991 y 1981, con la sucedida este año siendo la más letal, las anteriores nunca superaron los 30 decesos.

Pasajeros del tren de Taiwán retirándose del tren.

La región a 180 kilómetros de China está en medio de uno de los conflictos más complejos de su historia, ya que Hong Kong, otro territorio anexado al gigante país asiático está en conflicto con China por su culpa.

El sistema judicial de Taiwán decidió extraditar a un hombre culpable de arremeter de forma lasciva contra una mujer en Hong Kong, solo que la extradición no lo hizo terminar en la región donde cometió el crimen, sino en China. El accionar de Taiwán dejó en evidencia que la democracia de ambas naciones seguía ligada a los intereses del país presidido por Xi Jinping, a pesar de que ninguna de las dos tiene deseos de no ser independientes.

Otras Noticias