PERÚ

A Keiko nadie la quiere: ya son dos los expresidentes que piden que Perú no gire para la derecha

La hija del exmandatario no tiene el visto bueno internacional.
jueves, 22 de abril de 2021 · 12:58

Luego de una breve estancia en prisión, Keiko Fujimori se posicionó como una de las pocas mujeres en la política de Perú dispuestas a tomar el bastón de mando, sin embargo, el pueblo prefirió apoyar al candidato con menos intención de voto de los 18 aspirantes. A pesar de sus bajos números y menor popularidad, la hija del funcionario irá a segunda vuelta este 6 de junio.

Keiko Fujimori en custodia policial.

Tanto Pepe Mujica como Evo Morales se mostraron en las antípodas de Mario Vargas Llosa y pidieron al pueblo peruano que se inclinen más por Pedro Castillo, que por la hija de Alberto Fujimori. Lo peculiar de la situación es que gran parte de los habitantes de la región se mostraron reacios a la corrupción, motivo por el que la funcionaria estuvo presa.

Protestas en Perú por la emergencia sanitaria. 

La política no se quedó callada ante los comentarios del ex jefe de Estado boliviano: “Usted no se meta en mi país”, remarcó la candidata que estuvo en prisión preventiva a principios del 2020 y agregó: “Al comunismo y al socialismo le decimos “fuera””. Aún así, sus pensamientos sobre que la región andina le dice “fuera” a ese tipo de ideologías políticas podría estar errado.

Castillo es considerado el candidato más socialista que tuvo el territorio peruano en toda su historia, motivo por el que Vargas Llosa se pronunció en su contra y llegó a sacar hasta un 3% más que Keiko, diferencia que podría dejarla con las manos vacías en el mano a mano que tendrán el próximo 6 de junio.

Pepe Mujica advirtió que Keiko Fujimori sería la peor opción para la situación actual de Perú. 

Por su parte, el exmandatario uruguayo, José Mujica, apuntó que Fujimori no tendría la mirada puesta en ayudar a los olvidados por la sociedad. Perú se convirtió, en los últimos meses, en una de las regiones más afectadas por la pandemia a nivel mundial, con un aumento sostenido de casos positivos y deceso. A su vez, la falta de insumos dejó en claro que cualquiera que tome el bastón de mando deberá poner su mirada sobre lo sanitario y lo social, antes que sus propios intereses.

Otras Noticias