Vladímir Putin

Giró sus amenazas al coronavirus: Vladímir Putin impuso nuevas restricciones contra la pandemia

El pueblo ruso tendrá unas largas vacaciones.
sábado, 24 de abril de 2021 · 09:36

A pesar de que gran parte del mundo está haciendo uso de la vacuna producida en Rusia, Sputnik V, apenas el 30% de la población tiene intención de aplicársela. Vladímir Putin vio necesario encontrar otra forma de ponerle fin a la cantidad de contagios, de manera que puedan darle lugar a una inmunización general.

En medio de una serie de críticas externas e internas por la situación de Alekséi Navalny, más la presencia del ejército ruso en la frontera con Ucrania, el mandatario federal continúa preocupándose por la falta de voluntad de sus gobernados para ponerle fin al coronavirus. En cada uno de sus discursos, les pide fehacientemente que se vacunen, lo que lo llevó a tomar una severa medida.

Las nuevas restricciones de Putin ocurrieron a los pocos días de que comenzaron protestas en su contra, las cuales terminaron con más de 2 mil detenidos.

Putin, aconsejado por la agencia sanitaria nacional, decidió dar vacaciones forzosas a toda la población durante 10 días de mayo, con el fin de continuar bajando la curva de contagios y estabilizar la crisis de sanidad. Con respecto a la vacunación, desde el Kremlin creen: “Estamos atascados, en algunas regiones la situación podría empeorar si no tomamos acción ahora”.

El mandatario oriundo de San Petersburgo buscará reducir los contagios evitando desplazamientos innecesarios durante diez días, en los que el transporte público funcionará de forma acotada. Desde principios de mes, con la conmemoración del Día del Trabajador y hasta el 10 de mayo, Día de conmemoración por la rendición de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno decretó vacaciones forzosas para todo el país.

Vladímir Putin tomó un descanso de los enfrentamientos con todas las instituciones internacionales, para concientizar a los rusos sobre el coronavirus.

La región gobernada por el ex agente de la KGB, contabilizó cerca de 9 mil casos positivos de coronavirus y 400 decesos en las últimas 24 horas, cifra que se mantuvo constante toda la semana. Desde el inicio de la pandemia, hubo 4 millones de contagios y más de 100 fallecidos.

Vladímir Putin viró su mirada a los problemas internos después de una serie de jornadas movidas en el frente internacional, luego de dar el mensaje de que nadie debería: “Cruzar la línea roja con Rusia”, a menos que quieran sufrir las consecuencias. El jefe de Estado aseguró que está dispuesto a reunirse con su par ucraniano, con el fin de ponerle el punto final a su disputa territorial.

Otras Noticias