IRLANDA DEL NORTE

El Brexit se sigue tomando víctimas: las violentas protestas de Irlanda del Norte no tienen fin

Continúa el conflicto entre la policía y los manifestantes.
viernes, 9 de abril de 2021 · 12:42

Irlanda del Norte pasó las últimas semanas envuelta en manifestaciones a causa de los cambios económicos que el Brexit significará para todo el territorio, lo que hizo que renazcan conflictos separatistas tan viejos como la reina Isabel II. El gobierno de la región teme por la seguridad de sus fuerzas policiales.

Cordón policial de fuerzas de seguridad en las protestas de Irlanda del Norte.

A pesar de haber recibido decenas de arrebatos, la policía de la Nación continuó evitando el avance de la multitud mientras esta recibía su esfuerzo con bombas molotov, piedras y palos. Tanto Boris Johnson como el mandatario irlandés, Michael Martin, aseguraron que se trataba de una respuesta inaceptable e hicieron un inútil llamado a la paz.

“Los ataques a agentes de policía, servicios públicos y comunidades son deplorables y deben detenerse”, aseveraron desde la casa de gobierno de la región constituyente del Reino Unido. Ambos gobiernos están preocupados por las similitudes que hubo con el conflicto con la Nación independiente de Irlanda, la cual aún está dentro de la Unión europea.

Bombas molotov en las protestas de Irlanda del Norte.

Si bien los funcionarios del territorio bajo el mandato de Isabel II aseguraron entender la génesis de estos conflictos apuntaron contra los manifestantes: “La violencia nunca es justificable, sin importar las preocupaciones que existan en las comunidades”, sin nombrar las respuestas de los policías y de los gobernantes a las primeras protestas que fueron mayormente pacíficas.

Manifestantes contra policías en las protestas de Irlanda del Norte.

Irlanda del Norte sigue experimentando un exceso de tensiones desde que se hizo oficial la salida de todo el Reino Unido de la UE. Si bien el comercio de Inglaterra no tuvo muchos cambios, las transformaciones políticas, económicas y sociales de la región irlandesa sufrieron tal golpe que sintieron la necesidad de salir a protestar a las calles.

Otras Noticias