JAIR BOLSONARO

Llegó la caballería: un grupo de militares aliados de Bolsonaro apuntaron contra la CPI

La comisión parlamentaria de investigación tiene en la mira al presidente.
sábado, 1 de mayo de 2021 · 09:30

Jair Bolsonaro pasó los últimos dos meses perdiendo aliados y popularidad debido a sus políticas sanitarias, o la falta de ellas, durante la pandemia del coronavirus. Sin embargo, un grupo de militares retirado con el mismo pensamiento negacionista frente a la pandemia salieron en su apoyo y amenazaron a los funcionarios dentro de la comisión parlamentaria de investigación.

El mismo día que comenzaron las citaciones para los funcionarios sanitarios que fueron despedidos por el presidente, cuatro en total, el llamado Club Militar de la región apuntó contra todos los miembros del comité y aseguró: “El poder de las sombras quiere destruir a nuestra Nación”.

A pesar del pequeño apoyo militar, son más los políticos que están en contra de Jair Bolsonaro que los que tiene a su favor. 

Estos aliados de Bolsonaro aseguran ser anticuarentena, al igual que el mandatario, y que tanto Omar Aziz como Renan Calheiros tienen el mismo accionar delictivo que los criminales que venden estupefacientes ilegales dentro de la favela. Se trata de la primera facción del ejército que se muestra de acuerdo con el jefe de Estado, ya que este tuvo que cambiar toda la cúpula militar que pedía por el aislamiento social obligatorio.

El funcionario de ultraderecha oriundo de San Pablo es investigado por distribución de información falsa y como culpable de los 400 mil decesos que contabilizó Brasil desde marzo del 2020. La estrategia de sus aliados dentro del congreso apunta a que la Comisión analice los estragos de la pandemia por Estado y no de forma general en la región, lo que le quitaría parte de la culpa.

Jair Bolsonaro pasa su momento menos popular como presidente de Brasil.

Si bien la oposición al líder comunal brasileño ve al comité como una herramienta para llevar a cabo un juicio político, Renan Calhieros, parlamentario encargado de la investigación, apuntó: “No vamos a transformar al CPI en un campo de batalla electoral”. Dejando claro que sus intenciones son a favor del pueblo de Brasil y no en contra del mandatario.

Jair Bolsonaro aseguró que la pandemia era una "gripecita", que solo fallecían aquellos que eran débiles y rechazó la llegada de la Sputnik V luego de rogarle a Vladímir Putin, de forma personal, que le envíe nuevas dosis. Todo con la agravante de que destituyó cuatro ministros de Salud y muchos de sus funcionarios se vacunaron de forma ilegal.

Otras Noticias