BRASIL

Peligro de autogolpe: el gobierno de Brasil podría desmoronarse con la ayuda del coronavirus

El mandatario no quiere perder su poder.
martes, 11 de mayo de 2021 · 10:03

Las múltiples crisis en Brasil podrían apuntar contra el próximo proceso democrático que tanto asusta a su actual presidente, Jair Bolsonaro. La liberación y exoneración de Luiz Inácio Lula da Silva dio un golpe inesperado en el mapa político, pues quitó la necesidad de generar una nueva facción de votantes para un nuevo candidato.

Jair Bolsonaro amenazó con suspender las elecciones en caso de mantener el voto electrónico. 

Dentro del mismo gobierno se mostraron especialmente preocupados por las declaraciones del mandatario actual, dado que este expresó en repetidas ocasiones que su desconfianza en el voto electrónico podría llevar a suspender las elecciones. Sus amenazas llegaron al mismo tiempo que su popularidad bajó a niveles inesperados, todo a causa de los estragos de la pandemia en el territorio y su accionar nulo para frenarla.

“Necesitamos salir de la crisis sin salir de la democracia”, apuntó uno de los miembros del tribunal supremo de la región gobernada por Bolsonaro. El mandatario dejó en claro que solo permitiría una votación en caso de que se vuelva a las boletas físicas, todo debido a una supuesta desconfianza y amenaza de fraude frente a lo electrónico.

Brasil convirtió una crisis sanitaria en una crisis constitucional.

Las autoridades electorales de la nación brasileña apuntaron que las amenazas del presidente llevan un tinte de autogolpe, con el cual viene amenazando desde que le llovieron críticas por su falta de restricciones durante la pandemia, las cuales convirtieron a su país en una de las más afectadas a nivel mundial.

El coronavirus en Brasil dejó más de 400 mil decesos.

Brasil contabilizó más de 29 mil casos positivos de coronavirus las últimas 24 horas, con más de mil decesos, lo que terminó con 15 millones de contagios desde el inicio de la pandemia y casi medio millón de fallecidos, una de las tazas de mortalidad más grandes en el mundo, la segunda por detrás de Estados Unidos.

Otras Noticias