COLOMBIA

El fútbol en la política: la situación en Colombia eliminó sus chances de ser sede de la Copa América

El gobierno no se cree capaz de proteger a los futbolistas.
viernes, 21 de mayo de 2021 · 13:55

La situación en Colombia llegó a un punto de no retorno, con protestas multitudinarias todos los días desde hace dos semanas, primero apuntando contra la reforma tributaria que aumentaría el IVA y luego contra la reforma sanitaria. Mientras tanto, partidos de la Copa Libertadores se jugaban en ciudades como Medellín y Cali con la represión policial y las protestas de fondo.

Protestas en Colombia contra la reforma tributaria, el comienzo.

La región iba a ser la sede de la próxima Copa América en conjunto con Argentina, sin embargo los eventos de las últimas horas dieron a entender al gobierno de Iván Duque que los problemas no estarían solucionados para esa fecha. Decenas de jugadores de fútbol colombianos se pronunciaron en contra del gobierno y a favor de las protestas, por lo que se teme que la selección nacional ni se presente, no importa donde se juegue.

Pintada en contra de la Conmebol y el gobierno colombiano.

El territorio cafetero fue testigo de 42 decesos y miles de heridos a manos de la policía, lo que llevó al gobierno a argumentar: “Lo más importante de un evento es el aforo del público, en este momento es imposible asegurar a todos los participantes”, haciendo referencia a que el tema fue arreglado en conjunto con el presidente argentino, Alberto Fernández.

De todas maneras, la situación sanitaria en toda Sudamérica, no solo en la nación gobernada por Duque, haría imposible la movilidad de los países vecinos a la sede central de la Copa debido a que el continente es el nuevo epicentro de la enfermedad a nivel mundial, tanto así que Argentina dictaminó una nueva cuarentena estricta para los próximos nueve días.

El pueblo colombiano ya se manifestó en contra de la Copa América en su país.

La crisis social y sanitaria llevó a que Fernández tantee la idea de suspender la Copa América en su totalidad: “No quiero frustrar el espectáculo, pero también tenemos que ser sensatos y cuidadosos”. Al mismo tiempo, un centenar de manifestantes dentro de la región colombiana apuntaron en contra de la Conmebol rebautizando a la competición como “La Copa de Sangre”.

Pancarta contra la Conmebol y el gobierno de Colombia.

El comienzo del torneo internacional está pactado para el próximo 13 de junio en territorio argentino. Por el momento, se desconoce la relocalización de los partidos que se iban a llevar a cabo en Colombia, pero se supone que pasarían todos a jugarse en Argentina, debido a los altos números de coronavirus en Uruguay, Paraguay y Brasil, lo cual los imposibilita como sede.

Otras Noticias