JAIR BOLSONARO

Sigue perdiendo popularidad: Jair Bolsonaro volvió a manifestarse a pesar de las multas

El presidente salió sin tapabocas otra vez.
lunes, 24 de mayo de 2021 · 09:24

Jair Bolsonaro volvió a presentarse en las calles de Río de Janeiro con decenas de motociclistas y sin tapabocas, en lo que fue la segunda manifestación a su favor en menos de dos semanas. Al mismo tiempo, su popularidad bajaba a niveles inesperados y más del 50% de la población rechazaba a los nuevos funcionarios de su gobierno, en especial aquellos con un pasado militar.

Jair Bolsonaro en motocicleta con muchos de sus seguidores.

Las consideraciones de seguridad del jefe de Estado solo apuntaron a llevar un casco, sin mascarilla, en su recorrido, donde saludaba de forma amistosa y con su particular sonrisa a todos los peatones. El presidente aprovechó la situación para volver a arremeter contra el aislamiento social obligatorio y remarcar: “Mi ejército nunca te obligará a quedarte en casa”, comentario que no cayó como esperaba.

La popularidad de Jair Bolsonaro y sus tácticas militares continúa descendiendo.

Mientras aseguraba que sus fuerzas militares nunca serían utilizadas para implementar una cuarentena, gran parte de la población, un 54%, se manifestaba en contra del ejército y del nombramiento de líderes militares en puestos del gobierno. Desde que llegó al poder, Bolsonaro reformuló el poder político desde lo militar, dándoles más puestos que los que tenían durante la dictadura que se extendió desde los 70 hasta los 80.

Desde el ministerio de salud hasta la planta petrolífera más grande del país, Petrobras, tienen líderes con pasado en el ejército. El mandatario de ultraderecha incluso llegó a hacer cambios en la cúpula de las fuerzas armadas cuando varios de ellos se manifestaron en contra de sus políticas durante la pandemia del coronavirus.

Este podría ser el último año de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil.

Las políticas durante la pandemia no solo le hicieron perder apoyo de una parte del ejército, sino que también de los líderes religiosos, dos de las facciones que lo llevaron al poder en el 2019. De todas maneras, el líder comunal brasileño teme por su continuidad, no solo por la investigación del Congreso en su contra, sino por la vuelta de Lula a la vida política.

Jair Bolsonaro no llegó a competir palmo a palmo con Lula da Silva por la presidencia de Brasil, dado que el mandatario del Partido de los Trabajadores terminó tras las rejas por una supuesta malversación de fondos que probó ser un invento para que no pueda presentarse como candidato. Ahora su popularidad supera ampliamente a la del jefe de Estado actual.

Otras Noticias