BRASIL

Al fin llegó: Brasil le puso fin a su enfrentamiento con China y recibirá la Coronavac

La nación experimentó una notable baja en la cantidad de casos.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 09:04

Brasil pasó una jornada agridulce al recibir la noticia de que China le enviará insumos para crear más de 5 millones de dosis de Coronavac, todo proveniente del laboratorio Sinovac, de todas maneras los organismos sanitarios comunicaron que se superaron los 450 mil decesos y temen por una tercera ola.

Brasil es la segunda nación más afectada a nivel mundial, de todas maneras cuenta con menos contagios que India, la tercera más afectada.. 

La segunda ola en la región sudamericana terminó con cerca cuatro mil fallecidos por jornada y más de 50 mil contagios por día. Esta crisis sanitaria se reflejó en una social y política, con el presidente Jair Bolsonaro quedando en medio de una investigación que lo acusa de ser el único culpable de los estragos del coronavirus en el territorio.

A pesar de que el territorio brasileño fue uno de los más afectados en lo que va del 2021, la última semana encontró una considerable baja en la tasa de mortalidad y contagios, de todas maneras esta repuntó en las últimas 24 horas, cuando de 800 decesos pasaron a más de 2 mil y con 74 mil nuevos pacientes.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, es el principal apuntado por lo que está sucediendo en el territorio sudamericano. 

Los expertos apuntan que la llegada del invierno en Sudamérica en conjunto con la falta de un aislamiento social preventivo en la nación gobernada por Bolsonaro podría llevar a los peores números hasta el momento. A estos datos le suman que de los 211 millones de habitantes solo 42 recibieron la primera dosis contra la enfermedad y 20 millones ambas inyecciones, hecho que buscan cambiar con la producción de la Coronavac.

La cantidad de decesos en Brasil llevó a que los sepelios no puedan tomar a todos los fallecidos.

El culebrón de Brasil con las vacunas es otro de los motivos por el que investigan al presidente Jair Bolsonaro, pues apuntan que puso sus intereses internacionales antes que el bienestar nacional, arremetiendo contra China y negándose a comprar sus vacunas durante casi un año. Lo mismo sucedió con la Sputnik V, solo que, cuando llamó a Vladímir Putin y le pidió que se las entregue, fue el organismo sanitario quien las rechazó y aseguró que eran inútiles contra el virus.

Otras Noticias