GRAN BRETAÑA

Tomo una postura: el gobierno de Gran Bretaña formó parte del acuerdo entre Israel y Palestina

El primer ministro Boris Johnson envió al canciller Dominic Raab.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 11:59

Gran Bretaña tomó la posta de forma inesperada por detrás de Estados Unidos en lo que refiere al conflicto entre Israel y Palestina en la Franja de Gaza. Luego de haber pedido un cese a las armas días antes de dictaminar la tregua, Boris Johnson envió a su canciller a pactar términos de paz mundial con Benjamín Netanyahu, mientras que el secretario de Estado de EE.UU. se reúne con Mahmud Abás.

Mahmud Abás y Benjamín Netanyahu, mandatarios de Palestina e Israel respectivamente, ambos se reunirán con representantes de Estados Unidos y el Gran Bretaña.

Una vez llegado al lugar de los hechos, Dominic Raab aseguró que buscará llegar a un acuerdo entre ambas partes: “Con el fin de lograr un futuro más positivo tanto para judíos como musulmanes”, de todas maneras se inclinó más para el lado de Israel, asegurando que es necesaria la consolidación del territorio como Estado independiente. La región europea está en la misma línea que el presidente Joe Biden.

Raab se reunió con el ministro de relaciones exteriores de Israel antes de tener tiempo cara a cara con Netanyahu.

Esto significó un cambio de postura en el gobierno de la nación presidida por Boris Johnson, porque hace un año había indicado a Netanyahu que deje de anexionar territorios de Cisjordania, de todas maneras siempre se manifestó a favor del pueblo judío y apuntó que tienen derecho a existir en Oriente Medio. En su reunión con el primer ministro israelí, Raab afirmó que su objetivo es: “Conseguir autodeterminación palestina y preservar la identidad judía”.

Johnson hizo lo posible para despegarse de las polémicas

Boris Johnson sigue siendo investigado por supuesto fraude con un agravante de corrupción y recepción ilícita de dinero.

Además de no inquirir demasiado en los enfrentamientos en la Franja de Gaza, el primer ministro de las islas británicas pasó las últimas semanas escondido intentando mantener un perfil bajo que lo ayude a superar el llamado “Wallpapergate”, que amenaza con llevarlo a juicio por su uso ilícito de los fondos de su partido.

Hace unas semanas lo acusaron de financiar sus vacaciones al caribe en año nuevo y la remodelación de su residencia oficial con donaciones privadas del partido conservador y sin declararlas, la ley de Gran Bretaña indica que todo monto mayor a 300 libras esterlinas debe ser declarado, mientras que la denuncia contra el premier apuntaba que utilizó más de 80 mil.

Otras Noticias