JAIR BOLSONARO

Sigue apuntando contra el aislamiento: Jair Bolsonaro amenazó desde lo legal y lo coercitivo

El jefe de Estado quiere prohibir la cuarentena.
sábado, 29 de mayo de 2021 · 10:05

Como una medida para defender sus ideales negacionistas sobre la cuarentena y el coronavirus, Jair Bolsonaro instó al Tribunal Supremo de Justicia a acometer contra los únicos estados que fueron en contra de sus deseos de no dictaminar un aislamiento social preventivo. Uno de estos está gobernado por uno de sus grandes aliados: Carlos Massa Ratinho Junior y el resto por muchos de sus opositores.

Jai Bolsonaro apuntó contra los estados que sí implementaron una cuarentena estricta.

A pesar de los lineamientos impuestos por la Organización Mundial de la Salud, el mandatario aseguró que se trataba de darle la espalda a los principios democráticos, así como a los derechos básicos de trabajo. Esta mención especial al trabajo la hizo a pocas horas de ser acusado por el expresidente Lula da Silva de no haber trabajado nunca en su vida, asimismo aseguró que no tiene problemas en esparcir al ejército para cumplir su mandato anti cuarentena, a pesar de que, como explicó Lula, su tiempo en la academia militar terminó.

La región presidida por Jair Bolsonaro es la segunda más afectada por el coronavirus a nivel mundial.

Los lineamientos en contra del aislamiento del funcionario brasileño de ultraderecha le hicieron mucho daño a la población, con más de 450 mil decesos a causa de la pandemia, y a su propia imagen, ya que perdió más de la mitad de su popularidad, la cual estaba en 50% y bajó a un 24% frente a la crecida en las encuestas del exmandatario de Brasil.

Jair Bolsonaro volvió a amenazar con sacar las Fuerzas de Seguridad a la calle.

La amenaza del Ejército sigue igual de vigente

El presidente oriundo de San Pablo siempre se manifestó como un fanático de las fuerzas armadas, a tal punto de defender con uñas y dientes la dictadura militar en su nación. Si bien remarcó que su principal deseo es la libertad y el bienestar de todos sus gobernados, pero sus acciones fueron tan en contra de dicho bienestar que comenzó a ser investigado por el Congreso. La amenaza de un juicio político lo llevó a sentirse acorralado y apuntar que no tendría problemas en soltar al ejército en las calles para cumplir sus mandatos.

Lo polémico de las palabras de Jair Bolsonaro es que hizo especial énfasis en que no esparcirá a las Fuerzas de Seguridad en las calles para mantener a la gente en sus casas sino para lo contrario, sobre lo cual no explicó cómo funcionaría, por lo que sus amenazas pueden ser no tomadas en serio, por ahora.

 

Otras Noticias