ESTADOS UNIDOS

No descansan: Estados Unidos apuntó contra China otra vez y buscó nuevos aliados

“Está actuando de forma más represiva”, remarcaron desde EE.UU.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 13:24

Desde el discurso del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, frente al Congreso por sus 100 días al frente de la Nación, China fue solidificada como la principal amenaza al futuro de la región. Todos los miembros del gobierno norteamericano apuntaron contra el gobierno de Xi Jinping, al cual calificaron de represivo.

Xi Jinping, la mayor amenaza para Estados Unidos, según los últimos dos gobiernos. 

Luego de tomar residencia en la Casa Blanca, el mandatario del territorio apuntó tanto contra China, Rusia y Venezuela al señalar que sus gobiernos no son constitucionales. De todas formas prefirió atribuir el 100% de sus ataques al gigante asiático y tomar un papel mucho más diplomático en lo que respecta a Vladímir Putin y sus intentos de invasión en Ucrania.

“En los últimos años hemos visto a Xi Jinping está actuando de forma represiva y agresiva, tanto en su país como en el extranjero”, remarcó el nuevo secretario de estado de la Nación comandada por Biden, Antony Blinken. Desde que Donald Trump tomó una postura agresiva en la guerra comercial con el gobierno chino, las relaciones internacionales pasaron de tensas a peligrosas.

Antony Blinken junto a Joe Biden, presidente de Estados Unidos..

De todas maneras, el funcionario aseguró que no se trataba de una amenaza como la que estuvieron tratando los años de la presidencia de Barack Obama, donde la principal preocupación de la región estadounidense era el terrorismo: “Más de un millón de personas fueron admitidas en campos de concentración dentro del territorio chino, nosotros buscamos cambiar eso”, asegurando que sus deseos eran de orden dentro de los intereses del gobierno de Jinping.

La comunidad internacional, por su parte, teme que China haya desplazado a Estados Unidos como la mayor superpotencia a nivel mundial y que su amplio desarrollo tecnológico signifique el comienzo de una nueva guerra de espionaje en la que todos los elementos cibernéticos cumplan una función de vigilancia para el rédito de la Nación asiática.

Otras Noticias