FRANCIA

No perdió su cargo a pesar del encierro: el alcalde francés que dirige su ciudad desde la cárcel

Fue privado de su libertad por acciones lascivas.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 13:52

El antiguo secretario de Estado, ahora alcalde de Draveil en la región de Essonne, en el sur de la capital, fue condenado a cinco años de prisión, tres de los cuales serán efectivos, por acciones lascivas contra una de sus empleadas. El encarcelado, Georges Tron, será el primer mandatario de Francia que dirigirá su comuna desde prisión.

Georges Tron fue acusado de acciones lascivas por muchas trabajadoras que aseguraron que comenzaba comportándose de forma fuera de lugar y terminaba arremetiendo contra ellas de forma física. 

“No renunciaré a ninguno de mis mandatos o funciones”, remarcó el jefe comunal del distrito al sur de la capital. Lo que llevó a una serie de manifestaciones y críticas al sistema judicial de la región europea. Más de 30 mil habitantes forman parte del territorio que sigue siendo gobernado por Tron.

Distintas organizaciones feministas esperaban que su encarcelamiento le ponga fin a la vida política del alcalde, al mismo tiempo que marque un precedente para los funcionarios de la nación gobernada por Emmanuel Macron que son objeto de investigaciones o denuncias similares, pero las palabras del acusado echaron tierra sobre cualquier deseo.

Georges Tron pasará, al menos, tres años tras las rejas, durante los cuales no abandonará su puesto de alcalde. 

“Tengan la seguridad de que no me quedaré sin energías”, remarcó ante los trabajadores de la prensa y para el desasosiego de las mujeres que lo denunciaron. Desde el partido del mandatario del territorio francés aseguraron que el poder de Georges Tron se extiende en todo el sur de París, dado que está al frente del territorio desde hace 26 años, lo cual dificulta las intenciones de quitarlo del poder con la que soñaban los organismos feministas.  

Eric Dupond Moretti, llamado el abogado más famoso de Francia y ministro de justicia junto a Georges Tron.

Lo peculiar de la situación es que desde el gobierno de Francia no hicieron nada para evitar que el ministro de justicia trate el caso de Tron, debido al conflicto de intereses que hay entre ellos. El mandatario judicial, Éric Dupond Moretti, fue abogado personal del alcalde de Draveil en otra denuncia similar, por lo que se duda que haya hecho lo posible para quitarle su cargo y mantenerlo tras las rejas.

Otras Noticias