israel

Adiós Netanyahu: Israel fue invadida por los aires del cambio con la salida de su primer ministro

Se cumplió el deseo de miles de manifestantes.
lunes, 31 de mayo de 2021 · 08:58

A tres días del final de su mandato, Benjamín Netanyahu ya no cuenta con el poder político total de Israel y ve como sus principales opositores forman una alianza para reemplazarlo. El último año el jefe de Estado fue el objetivo tanto de miles de protestas que lo acusaban de corrupción como el blanco de decenas de miles de misiles provenientes de la Franja de Gaza.

Benjamín Netanyahu está pasando sus últimos días como primer ministro de Israel.

El primer ministro, hasta mañana al menos, dejó en claro que la unión entre los opositores Naftali Bennett y Yair Lapid sería un peligro para la seguridad de la región, sin embargo, sus mismos allegados dentro de la derecha israelí apuntaron que mantenerlo a él como mandatario general sería una equivocación.

Bennett y Lapid, quienes buscan quitarle el poder a Netanyahu y formar una coalición en Israel.

La nación presidida por Reuven Rivlin todavía no tiene claro quién será el primer ministro a partir del 2 de junio. Por el momento, su único deseo es ponerle fin al actual gobierno. De no poder conformar una alianza entre Bennett y Lapid, o al menos que convenza al presidente, deberán llamar a elecciones parlamentarias, sería la quinta en diez años. Hasta el momento, nadie pudo quitarle el bastón de mando a Netanyahu.

Netanyahu no piensa quedarse callado

Desde la oficina del actual primer ministro aseguran que no tiene pensado dejarse estar frente a la oposición. El jefe de Estado se comunicó con varios políticos con el fin de volver a conseguir las 61 bancas en el Congreso que necesita para poder gobernar. Sus instintos de supervivencia lo llevaron a ser el funcionario público más longevo de la región judía.

De todas maneras, ahora se encuentra trabajando contrarreloj, comunicándose con los funcionarios más cercanos a Yair Lapid con el fin de que lo apoyen en su búsqueda a cambio de una serie de variaciones en sus políticas para que se adapten a lo que el resto de la población quiere. Asimismo, las calles de Israel se vieron inundadas de personas en más de una ocasión para pedir su renuncia, en especial durante el 2020, por lo que sus acometidas contra Palestina y su buena campaña contra el coronavirus podría no ser suficiente para comprarle otros dos años al mando del territorio.

Otras Noticias