COLOMBIA

Inseguridad total: crece el número de desaparecidos en Colombia a pesar del diálogo

Los intentos de conciliar por parte de Duque se mostraron inútiles.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 09:54

El conflicto en Colombia superó la primera etapa en la que se lo tomaba como un intento de frenar al gobierno en una nueva arremetida contra la sección más débil de la población y se convirtió en una manifestación en contra de la violencia que las fuerzas de seguridad ejercieron contra las protestas las últimas dos semanas.

Más de 370 personas desaparecieron a manos de la policía en medio de los tumultos y arrebatos de las fuerzas de seguridad, lo que instó a miles de organizaciones y una decena de países a pedir que se ponga fin a los enfrentamientos en todo el territorio, con Iván Duque, su presidente, siendo el objetivo de todas las críticas.

Colombia se convirtió en una olla a presión las últimas semanas.

Si bien en un principio se desconocía el paradero de casi 460 personas, 92 ya fueron encontradas y cada una hizo una denuncia correspondiente contra el organismo de seguridad. El gobierno de la región gobernada por Iván Duque hizo lo posible para demonizar a los manifestantes, incluso apuntando que se trataban de facciones terroristas, financiadas por el narcotráfico o, incluso, apoyadas desde Venezuela por Nicolás Maduro.

Las protestas en Colombia terminaron con 24 fallecidos.

Por el momento, solo se tienen videos del escuadrón antidisturbios arremetiendo con palos y gases lacrimógenos contra la humanidad de los manifestantes. El caso más especial es el de Lucas Villa, uno de los manifestantes más importantes de los últimos años en la nación cafetera y protagonista las últimas semanas, que fue baleado por la policía y se encuentra internado en estado crítico.

Los manifestantes en Colombia piden mejor educación y sistema de salud, la reforma tributaria quedó atrás.

Iván Duque aseguró que primero intentaría presentar una nueva reforma tributaria, esto luego de ver las protestas en su contra, después aseguró que se trataba de pequeños grupos terroristas y no del verdadero pueblo. Hace unos días apuntó que intentaría generar un diálogo con los líderes de las protestas, lo cual aún no se reflejó en los enfrentamientos urbanos entre la policía y los ciudadanos.

La represión no solo tuvo lugar en las calles, sino también en las redes sociales, con las autoridades del gobierno haciendo su de su arsenal cibernético para cerrar cuentas y páginas de medios independientes que buscaban comunicar lo que verdaderamente estaba sucediendo en Colombia.

Otras Noticias