israel

Adiós Netanyahu: la oposición en Israel podrá quitarle 12 años de poder al primer ministro

Yair Lapid comunicó la inclusión de un partido inesperado.
jueves, 3 de junio de 2021 · 08:30

A último momento, el líder opositor de Israel tomó la decisión para darle el golpe final a la era Netanyahu. El mandatario venía de una década de poder marcada por miles de críticas y un apoyo sostenido del presidente Reuvin Rivlin, que también perdió su cargo como presidente de la región judía. Tanto Yair Lapid como Isaac Herzog lograron formar una coalición que tiene un aliado inesperado: el partido árabe.

Yair Lapid y Naftali Bennett, quienes formaron la coalición para quitarle el poder a Netanyahu. Bennett será primer ministro de Israel durante dos años.

Es sabido que el territorio está conformado por facciones árabes, en su mayoría musulmanes y judías, el último conflicto con Palestina en la Franja de Gaza comenzó con un intento de desalojo de la policía israelí a cuatro familias musulmanas. Naftali Bennett, quien ideó el plan para correr al ex primer ministro junto a Lapid, quedará a cargo de la nación durante dos años, cargo que luego pasará a su compañero por otros dos años.

Isaac Herzog, nuevo presidente de Israel.

La nación presidida por Herzog está siendo invadida por tiempos de cambio que prometen borrar gran parte de los errores de Netanyahu, el cual no se fue sin dedicarles unas malévolas palabras a quienes lo corrieron de su cargo. A pesar de que el exmandatario logró una exitosa campaña de vacunación, las protestas precedentes a la elección dictaminaron su futuro mucho antes de que se formara esta coalición.

Firma de la coalición entre Bennett, Lapid y el líder del partido árabe en Israel.

“Debilitarán a la nación”: Netanyahu mostró las uñas

Fiel a su estilo, el que supo ser primer ministro del territorio judío de Oriente Medio no guardó sus críticas y palabras nocivas en contra de la coalición que gobernará el país: “Debilitarán la nación”, apuntó el ex jefe de Estado, al mismo tiempo que los acusó de ser un gobierno perteneciente al ala izquierda de la política.

Netanyahu aseguró que esta coalición podría significar el fin de Israel.

“No formen un gobierno de izquierda, sería un peligro para la seguridad y el futuro de Israel”, terminó de remarcar Netanyahu en lo que fue una de las últimas veces que se comunicará con la prensa como primer ministro. Las posturas antiislam y antimusulmanas no le funcionaron ni para ponerle fin a Hamás en Gaza ni para volver a ganarse el apoyo de sus gobernados.

Otras Noticias