JAIR BOLSONARO

La peor conclusión: Jair Bolsonaro demoró la compra de la vacuna por motivos políticos

“Tenemos suficiente evidencia”, aseguró la comisión investigativa.
jueves, 3 de junio de 2021 · 10:58

La investigación en contra del presidente Jair Bolsonaro de la mano de Omar Aziz llegó a una conclusión esperada: el funcionario retrasó la compra de vacunas en contra del coronavirus, esto llevó a la primera resolución que lo pone como el principal culpable de lo sucedido en Brasil durante la pandemia. Al mismo tiempo, se confirmó que el país funcionará como sede de la Copa América en medio de la crisis sanitaria.

Jair Bolsonaro es considerado el único culpable de los estragos del coronavirus en Brasil.

Si bien era el objetivo del comité investigativo, estos aseguraron: “Tenemos suficiente evidencia de que no quiso comprarlas”, al mismo tiempo que apuntaron que el mandatario prefirió reunirse con un gabinete paralelo antes que con sus ministros de Salud, los cuales fueron muy importantes a la hora de reunir información en su contra. Este gabinete prefirió pregonar el uso de la hidroxicloroquina en lugar de las vacunas contra el Covid 19.

Brasil es la nación más afectada por el coronavirus en Sudamérica.

La CPI determinó que el presidente de Brasil apuntó a una inmunidad de manada antes de inocular con inyecciones, como el resto del mundo. Sin embargo, señalan que la verdadera culpabilidad del funcionario está en negarse a dictaminar una cuarentena estricta, incluso, castigando a los líderes estatales que lo hacen por su cuenta.

Jair Bolsonaro se manifestó completamente en contra del aislamiento social obligatorio. 

Quiere prohibir la cuarentena en todo el país

El líder comunal oriundo de San Pablo intentó ir a la corte con la idea de acometer contra todos los gobernadores que dictaminaron un aislamiento, lo que no prosperó, pero la consecuencia puede ser mucho más grave. El mandatario aseguró que si bien no utilizará el ejército para mantener a la gente en sus hogares, sí lo utilizará para evitar que se queden en sus hogares.

Al justificarse desde el tema monetario, el presidente Jair Bolsonaro aseguró que plantear una cuarentena estricta sería lo mismo que sumir al país en la pobreza, asimismo, como un ataque contra sus libertades individuales y derechos constitucionales. Sin embargo, esto podría costarle la presidencia, pues apuntan que en su afán de mantener el país a flote no hizo más que terminar con la vida de casi medio millón de personas.

Otras Noticias