KEIKO FUJIMORI

Tras el legado de su padre: Keiko Fujimori busca la presidencia de Perú por tercera vez

La política no quiere fallar.
sábado, 5 de junio de 2021 · 13:41

Keiko Fujimori representa la cara opuesta de la política frente al movimiento de izquierda que apoya Pedro Castillo. Estas elecciones en Perú, además de tener solo dos opciones, serán las más polarizadas que tuvo en su historia, con dos bandos marcados por cada uno de sus representantes y defensores. Los detractores de Fujimori apuntan a que la corrupción que encerró a su padre se repetirá en su mandato, mientras quienes están a favor de ella la ven como una posibilidad: “Menos mala”.

La candidata no esconde los deseos de indultar a su padre, desde que se declaró como una de las opciones para tomar el bastón de mando, apunta a que ve en el encarcelamiento de su padre un error y que liberarlo sería un acto democrático. Esto puede jugarle en contra, así como sus 18 meses en prisión, pues la figura de Fujimori siempre estuvo asociada con relaciones ilícitas y corrupción, ya lo vivió en sus dos postulaciones anteriores.

Keiko Fujimori se presentó tres veces como candidata a presidenta de Perú. 

De todas maneras, la recuperación que la llevó a estar 10 puntos por detrás de Castillo, a estar casi cara a cara con su contrincante, mostró que la campaña de la hija del expresidente peruano ha sido exitosa. Mientras tanto su padre está cumpliendo una condena de 25 años de cárcel efectiva por su accionar durante los años 90. En el 2018, la funcionaria fue detenida por lavado de dinero, cuyo juicio aún está activo, incluso podría ir a la cárcel de no ganar estas elecciones.

La justicia nacional continuará con el proceso legal

Keiko Fujimori detenida en el 2018 por la causa de Odebrecht.​​​
 

A horas de las elecciones, la justicia peruana dictaminó que el proceso legal por lavado de dinero en contra de la candidata a presidente de ultraderecha continuará, sin importar lo que suceda una vez que cierren los comicios. Si se tienen en cuenta los motivos de la destitución de Martín Vizcarra por corrupción, sumado a que parte de la población ya desconfía de los políticos nacionales, esto podría significar el fin de su carrera.

Keiko Fujimori es investigada por una serie de pagos ilícitos relacionados con la empresa brasileña Odebrecht, acusada de financiar sus dos campañas presidenciales anteriores, tanto la del 2011 como la del 2016.

Otras Noticias