Teléfonos pequeños

Razones que justifican el regreso de los teléfonos pequeños

No es una vuelta atrás, es simplemente el regreso de una tendencia clásica.
lunes, 17 de agosto de 2020 · 22:18

Digamos que, el regreso de algunas marcas a teléfonos pequeños en su catálogo nos agarró a todos por sorpresa, nadie veía venir en 2019, con el sostenido crecimiento de los diagonales de pantalla, que íbamos a tener importantes exponentes por debajo de las 6 pulgadas nuevamente.

Pero aquí están, al menos el iPhone SE 2020 con su pantalla de 4.7” y diseño reciclado y Píxel 4a con ese compacto pero bien aprovechado frontal por esa pantalla agujereada de 5.8”, esperando que se sumen algunos más a la fiesta.

Frente a cualquier teléfono "clásico" uno pequeño puede verse extraño.

¿Pero cual es proposito? ¿Funciona realmente el nicho de teléfonos pequeños en pleno 2020? Parece que sí, y lo que sigue son las razones que analistas de todo el mundo estiman que sucederán en el mercado los siguientes meses.

Son teléfonos económicos. Todos los dispositivos que han nacido para ser “compactos” gozan del beneplácito de pertenecer a la gama media o al menos de tener recortes en sus especificaciones que los ayudan a mantenerse en una franja de precios aceptable para muchos bolsillos.

Características como la jugabilidad está comprometida por tener paneles tan pequeños. 

Tienen su público, por muy raro que parezca y que la tendencia no les apunte, hay personas que agradecen un teléfono pequeño, pero que a su vez no tenga recortes en sus especificaciones técnicas como el “nuevo” teléfono de Apple con el último chip.

Proponen una nueva gama a los que están aburridos de los teléfonos grandes, tan grandes que hicieron que la categoría “Phablet” desapareciera y las tablets redujeran su mercado y se vean obligadas a incrementar su tamaño pareciendo casi unas laptops.

La autonomía también juega un papel crucial en los teléfonos pequeños, que son capaces de resistir más el día a día con baterías más chicas.

Importante: Este post no justifica la razón de ser de teléfonos como el Moto Razr. Pues la relación calidad-precio de esta nueva tecnología con pantallas plegables no corresponde ni a un buen costo, ni a un atractivo para todos los usuarios.

Si bien es cierto que quedan compactos al plegarse, son muy delicados, la inversión de tenerlos y el miedo al cuidarlos los convierten en un móvil de lujo, no para las masas y con una tecnología muy inmadura.

Otras Noticias