Smartwatch

Así es el primer smartwatch flexible del mercado

El Nubia Watch ya es casi casi oficial.
jueves, 27 de agosto de 2020 · 21:08

Se trata de un reloj gigante, es el Nubia Watch y es el primer smartwatch flexible del mercado. En la muñeca podemos ver como luce imponente, muy llamativo y sobre todo futurista. A nivel de diseño carece de discreción; sus bordes son muy pronunciados y hasta que el botón es grande sin una razón aparente.

A través de una campaña de Kickstarter Nubia está dejando caer en manos de algunos youtuber, reviewers y curiosos este dispositivo. El resultado es más que interesante, una puerta entreabierta al futuro de los productos tech que se doblan.

Sobre la pantalla, pues tenemos un panel muy similar al de Galaxy Fold, al menos en apariencia del panel y de la forma en la que el plástico se denota en mano: frágil. Eso tal vez justifica esos marcos tan pronunciados, ideales para protegerlo de golpes.

Sin embargo, el Nubia Watch es un smartwatch flexible colorido, atractivo y que ofrece una interfaz muy agradable para el uso cotidiano, aportando ese plus de innovación y de información en una gran pantalla.

Viene con 8GB de memoria interna para guardar música.

En la parte trasera están todos los sensores, incluyendo el de ritmo cardiaco y un set de pines para la carga que según promete la marca, puede ser hasta de una semana, cumpliendo determinados usos.

El sistema operativo de este smartwatch flexible no es Wear OS de Android. Se nota que es una capa especial, con una interfaz especialmente desarrollada para aprovechar al máximo la experiencia de un reloj flexible inteligente. Es compatible también con Apple y eso nos agrada.

Su precio de salida al mercado será de $199 USD.

En la interfaz podemos seleccionar variedad de watchfaces para personalizar el reloj. Tenemos opciones para recibir notificaciones y el catálogo de deportes de los que mide el rendimiento se queda muy, muy corto, tanto que parece que solo sirve para correr.

Esperamos que no se tarden demasiado haciendo que las funciones deportivas sean más variadas, al mismo tiempo que puedan agregar funciones que saquen más provecho a esa pantalla pues, hasta los momentos, más allá de lo estético, resulta innecesaria.

Más de

Otras Noticias